Cuenca pone el ejemplo en Ecuador en proyectos de movilidad alternativa

- 25 de abril de 2019 - 00:00
La capital azuaya es un ejemplo en el país. Cuenta con 34 kilómetros de ciclovías y un programa de bicicletas públicas que ya tiene más de 3.000 inscritos.

En ciudades intermedias, como Latacunga o Riobamba, no hay ciclovías ni políticas en favor de quienes buscan formas ecológicas de movilizarse. En Manta y Portoviejo se dio mayor espacio a los ciclistas con la reconstrucción.

Desde el 1 de abril, Cuenca se incorporó al sistema de bicicleta pública. Son 20 estaciones y abarcan la mayor parte de la ciudad. Según el gerente de la Empresa de Movilidad (EMOV), Adrián Castro, este sistema es un nuevo modo de cubrir las necesidades de movilidad sostenible, a través del alquiler o préstamo de “bicis” en núcleos urbanos.

Para el funcionamiento existe una alianza estratégica entre la empresa BiciCuenca y la EMOV, que proveen a la ciudad de 240 bicicletas.

“Es una buena alternativa, por eso muchas personas están utilizando las bicicletas”, comenta Ismael Ortiz, encargado del mantenimiento de estas pequeñas máquinas.

Con este sistema, el Municipio pretende también descongestionar el tráfico en la parte sur de la ciudad.

Hasta ahora, los inscritos superan las 3.000 personas. En Cuenca existen 34 kilómetros de ciclovías. Las estaciones más importantes están ubicadas estratégicamente para conformar el Sistema Integrado de Transporte.

Los biciusuarios podrán realizar viajes cortos de 30 minutos, de lunes a domingo, de 07:00 a 20:00.

Las tarifas para el uso de la bicicleta son $ 0,25 por cada viaje de media hora,

$ 10 por el uso diario ilimitado, $ 15 por una membresía de tres meses y $ 30 por un año. El pago será en efectivo y tarjetas de crédito o débito.

En el centro del país, particularmente en Latacunga, la movilidad alternativa tomó fuerza con el colectivo “La Chiva”, que trabaja desde hace cuatro años con la creación de ciclopaseos.

Su líder, Jhon Fierro, comenta que la idea es generar conciencia en los latacungueños sobre los beneficios para la salud y el ambiente de utilizar bicicletas en lugar de vehículos a gasolina.

 Fierro cree que en Latacunga existen espacios para la movilidad de las bicicletas y que lo que hace falta es la señalización que permita a los conductores reconocer y respetar los lugares por donde pueden transitar las bicicletas. “Cuando los conductores ven que somos bastantes nos dan espacio; pero si es uno solo es complicado que se permita su desplazamiento normal”, asegura.

En Guayaquil, aún no existe un plan que visibilice la aspiración de grupos ciclistas: la creación de circuitos exclusivos que permitan el traslado a grandes distancias.

Por el momento, las iniciativas de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) se han limitado a ciclopaseos.

En mayo de 2018, el alcalde Jaime Nebot refirió que implementar carriles para pedalistas es imposible si no se concretan otras obras relacionadas a la Aerovía, semaforización, Metrovía, buses, entre otros. Sin embargo, Andrés Roche, director de la ATM, dice que existe un proyecto ciclista en desarrollo.

En Riobamba se registran siete colectivos de ciclistas y cada uno agrupa a más de 30 personas. Su preocupación crece a la par con el aumento de vehículos que, según datos del Municipio de Riobamba,  alcanzan los 60 mil transitando de forma diaria.

“La planificación siempre va en torno a los vehículos y por ende nuestra seguridad se ve inmersa en este sentido; ya hemos tenido casos de accidentes con resultados terribles”, indicó el ciclista Diego López.

En la provincia de Manabí, Manta cuenta con varios tramos de ciclorrutas, en las vías regeneradas, así como también en la avenida Malecón, tramo 3 de la circunvalación y la Vía a San Mateo.

Portoviejo es un cantón donde hay un gran número de ciudadanos que han optado por usar las bicicletas como alternativa de movilidad.

Enrique Hernández, quien es parte del Club de Bicicletas Clásicas de la capital manabita, explica que el parque de este vehículo en su cantón es de cerca de 6.000.

Las ciclorrutas están en buenas condiciones y las hay en los parques La Rotonda y Las Vegas, así como la parte del centro de la ciudad que fue regenerada. “Estimo que tenemos en la urbe unos 5 kilómetros de ciclovías”.

El gobierno local proyecta una ciclovía que conecte con los dos parques. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: