La sátira y el humor caracterizan el concurso de monigotes en Cuenca

- 30 de diciembre de 2019 - 00:00
Los vecinos preparan los monigotes principalmente con cartón. Los tamaños de los muñecos varían; los más altos miden hasta cuatro metros.
Fernando Machado/ ET

Un total de 27 barrios se inscribieron para el evento de la noche del 31 de diciembre. Los organizadores, Amistad Club y Unión de Periodistas del Azuay entregarán $ 9.500 en premios entre los ganadores de este tradicional evento.

La despedida del año viejo en Cuenca tiene una connotación especial. Todos esperan el concurso organizado por el Amistad Club y la Unión de Periodistas del Azuay (UPA).

Son 45 años que estas dos instituciones llevan adelante este evento con la participación de los barrios urbanos. Luego de las 18:00, los pitos, la música, los payasos y el jurado calificador recorrerán los sectores inscritos.

En cada barrio son recibidos con los mejores tragos, “es que hay que quedar bien con el jurado”, indican los vecinos del barrio Virgen de Bronce.

“Es bonito salir y admirar las escenografías que se levanta en los distintos sectores de Cuenca”, comenta Jaime Roldán, un ciudadano que aún recuerda como en los años 70 y 80 se organizaban los barrios para despedir el año.

El sector de El Vado, San Francisco, la ciudadela Tomebamba, el Gran Cobe, han sido protagonistas todos los años y se han convertido en tradiciones dentro de este evento, sin descartar a la Policía Nacional y al Cuerpo de Bomberos que en el Centro Histórico levantaban -para muchos- “los mejores años viejos”.

“Era una competencia sana, pero era lo mejor que mostraban a Cuenca”, dice Milton Castro, quien recuerda que “Cuenca se volcaba a las calles presidente Córdova y Luis Cordero para admirar el ingenio y la crítica que se ponía”.

Tras una pausa de varios años, la Policía Nacional retoma la elaboración y participación en el concurso, en el mismo lugar que ya fue tradición en antaño. Esta vez la institución al mando del coronel Mario Castro levantará una escenografía con muñecos que muestran lo bueno de Cuenca.

Pero el barrio El Vergel no se queda atrás, quiere seguir siendo el mejor en este concurso. El año anterior resultó triunfador y este año busca también ganar el primer premio de $ 3.000.

Los vecinos de este barrio se han reunido y vienen trabajando desde finales de noviembre en la confección de los muñecos y toda la estructura que la misma representa.

Para Segundo Gallegos, morador de ese sector, al paro indígena hay que ponerle un poco de humor, por ello este año escogieron ese  tema para mostrar a la ciudadanía.

“Lo único que queremos es que las personas disfruten de la fiesta de fin de año, y si de pronto ganamos el premio, bienvenido sea”, dijo el vecino, quien agregó que en las últimas cinco participaciones, en dos oportunidades han quedado en segundo lugar y tres veces han ganado el primer premio.

Los barrios El Vado y San Francisco, casi vecinos del Centro Histórico, también han sido protagonistas en el concurso.

El barrio de la Cruz, como se le conoce al Vado, participará con el tema “Crisis Milenial”, mientras que el barrio San Francisco tendrá el tema: “Titanes del ring”. Son más de 20 escenografías que se montarán en la tarde y noche del 31 de diciembre para un igual número de barrios participantes.

Los organizadores, en este 2019, distribuirán $ 9.500 en premios de la siguiente manera: $ 3.000 el primero, $ 2.000 el segundo, $ 1.500 para el tercero y tres premios de $ 1.000 para el cuarto, quinto y sexto lugar.

Está previsto que el jurado termine su recorrido a las 23:00. “Es un trabajo agotador, pero vale la pena”, indica César Banegas, de la UPA. Agrega que ellos disponen de una partida presupuestaria para el concurso de años viejos y comparsas, otorgador por el Concejo Cantonal. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP