El comercio informal se incrementa

Los cuencanos se tomarán los cementerios esta noche

El comercio informal se incrementa
01 de noviembre de 2015 00:00

El Día de los Difuntos es un momento para recordar a nuestros seres queridos a quienes ya no tenemos a nuestro lado.

Es un día también para ir al cementerio a visitar o arreglar su tumba y dejarles flores. Esta es la época en que más visitas reciben los camposantos de todo el país, incluyendo los Cuenca.

Pero este día también se ha convertido en una fecha para el comercio. La venta de flores, velas y otros adornos abundan por la ciudad, en especial en los alrededores de los cementerios.

En la noche del 1 de noviembre, es costumbre en Cuenca llegar hasta el cementerio. Largas colas de vehículos se forman en las calles aledañas, pero también las personas se aglomeran al interior del camposanto para depositar un ramo de flores, para elevar unas oraciones o simplemente para limpiar las lápidas de sus seres queridos.

El tránsito se caotiza en estos sectores en la noche previa al Día de los Difuntos. El trabajo de los Agentes se multiplica para ordenar la circulación vehicular; los ‘franeleros’ también se toman las calles, son personas que muchas de las veces ponen precios por cuidar un vehículo. (I)

Las más leídas