Hábitat de especies y fuentes hídricas en riesgo por el fuego

12 de agosto de 2012 00:00

Varias especies animales corren peligro en la parroquia Gualleturo de la provincia del Cañar.

El incendio que cubre 300 hectáreas no ha podido ser apagado, pese al esfuerzo de bomberos y de los habitantes que con pomas  de agua tratan de sofocar las llamas.

El fuego está situado en la parte alta  de la montaña de Gualleturo,  a dos horas del cantón Cañar. El flagelo comenzó el miércoles aún por causas desconocidas.  El director provincial del Ministerio del Ambiente, Melvin Alvarado calificó al incendio como “muy grave” puesto que en la zona existe flora y fauna en peligro.

"Se ha podido divisar en este sector osos, conejos silvestres, pájaros y hasta cóndores que probablemente estarían siendo afectados por el flagelo que no cesa".

Aparte de las especies en peligro en la zona hay nacientes de fuentes hídricas, las mismas que son utilizadas por las comunidades de Puruvín, Gaza, Ger, San Andrés de Malal y Zhuya. También indicó que estas fuentes alimentan al río Machángara y Tomebamba, cuyas aguas posteriormente llegan  Cuenca y del otro lado van hasta el río Cañar.

Según Alavarado, aún no se ha podido cuantificar la cantidad exacta de terreno afectado, sin embargo la version de los guardaparques que estan viviendo de cerca el incendio se estima que son 300 hectárea las perjudicadas.

La preocupación radica también en que el agua de las vertientes de la zona sea contaminada y se pierda este bien natural.

El alcalde de Cañar, Belisario Chimborazo, anunció que se ha dialogado con la Gobernadora del Cañar, Bertha Molina, para sobrevolar el lugar pidiendo la ayuda del ejército, para recoger agua de los ríos cercanos y tirarla desde el aire para apagar el fuego y de esta menera ayudar a los habitantes que han puesto mucho esfuerzo y dedicacion en solucionar el problema.

"Como llegó el feriado a sido difícil comunicarse con otras entidades de auxilio, por eso hemos ayudado en medida de lo posible sin tener resultados positivos por la magnitud del flagelo y el viento que en estos casos se vuelve un enemigo", indicó Chimborazo.

"No se ha podido determinar si el incendio fue provocado pero gran parte de la culpa la tiene la misma gente, por no cuidar el entorno natural", enfatizó.

El alcalde no descartó que se pida la declaratoria de emergencia.

Llegar al sitio mismo del incendio ha sido un reto para los comuneros y también  para los integrantes del Cuerpo de Bomberos de Cañar, Tambo, Troncal y Suscal, además los servicios telefónicos no tienen señal.

Comuneros llevan agua en tarros para apagar el incendio

La montaña que se  está quemando tiene un bosque primario que es calificado por las autoridades como único e histórico ya que al decir del alcalde del Cañar Belisario Chimborazo existen árboles  que pasan los 200 años de vida.

También los comuneros señalan que en este lugar hay mucho venado que hacían de este lugar su habitat, y que por el incendio han tenido que huir de las llamas hacia lugares desconocidos. 

"Vale destacar que los más preocupados por el incendio ha sido la gente de las comunidades cercanas que se ha puesto las botas para defender su naturaleza y con botellas y carros repartidores de leche llenos de agua han intentado apagar el fuego, inclusive han solicitado a la municipalidad mangueras para poder captar agua de las vertientes cercanas" enfatizó el Alcalde Chimborazo.

En la actualidad se encuentran alrededor de 80 comuneros trabajando para sofocar el incendio a más de los bomberos y representantes de otras entidades. Hasta ayer el incendio continuaba en la montaña, mientras los funcionarios planificaban una visita al lugar en laS próximas horas para determinar el trabajo a realizar.

Te recomendamos

Las más leídas