De los 2.710 aspirantes a agentes solo quedan 14

26 de noviembre de 2013 - 00:00

De los 31 aspirantes a agentes civiles de tránsito que rindieron las pruebas psicológicas la semana pasada solo 14 continúan en el proceso de selección que realiza la Empresa Pública de Movilidad (EMOV). 

Esta entidad quiere llenar las 176 vacantes que existen en la institución.

Las 31 personas, según Darío Tapia, gerente de la empresa, fueron evaluadas por una entidad pública de psicólogos profesionales.

“Para saber si estaban aptos y pueden trabajar bajo presión, estrés e incluso si pueden afrontar todos los días situaciones complejas como fallecidos, heridos y malas noches, es la evaluación”, explicó.

Los 14 aspirantes pasarán a una cuarta fase en la que se someterán a exámenes médicos, que se realizarán en el Hospital Militar, para establecer si están o no en capacidad de realizar el curso.

Tapia señaló que estas pruebas se realizarán esta semana, al igual que las físicas, y el próximo lunes se definiría cuántas personas se encuentran aptas para ser aspirantes y convertirse en agentes de tránsito.

De acuerdo a esto explicó que se definiría la fecha para la nueva convocatoria. En un inicio, 26 personas de las 2.710 que se postularon para convertirse en uno de los 176 agentes que requiere la EMOV aprobaron las evaluaciones académicas.

Posteriormente, en una etapa de apelación, se sumaron cinco personas más. A diferencia de la primera convocatoria, en la que ingresaron 230 a la etapa de formación, el funcionario explicó que no menos de 150 eran profesionales y ahora están a cargo de áreas como informática, estadísticas y departamento legal, todo de acuerdo a su profesión.

“La Agencia Nacional de Tránsito nos pide como requisito mínimo que sean bachilleres y nosotros lamentablemente tenemos que cumplir con esto. Esta segunda convocatoria tuvimos pocos aspirantes profesionales, ellos son quienes ahora están en el proceso”, dijo.

APRENDEN CRIMINALÍSTICA
Desde la semana anterior, los agentes, en seis grupos, reciben formación en accidentología de tránsito, procesos penales y judiciales.

Así también en otras áreas, como planimetría, fotografía y procedimientos forenses, informes periciales, cuantificación de daños, mecánica y videografía forense.

El curso está a cargo de la Compañía Criminalística y Pericia Forense del Ecuador (Coipfe), con el aval de la Universidad Católica de Cuenca y la Unidad Criminalística de Colombia. Con estas capacitaciones, según Diego Salamea, perito judicial criminalista, los uniformados estarán en capacidad de elaborar planos o planimetría forense con todas las técnicas y estándares que exige un parte informativo.

Las clases culminan con prácticas de campo, simulando atropellamientos y choques para que los agentes sepan cómo elaborar los informes. Acotó que se planea hacer un protocolo de actuación forense y un informe pericial que contenga elementos de convicción para que los jueces no tengan problemas en el momento de emitir un fallo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP