La orquesta está conformada por 10 jóvenes

La música ayuda en la prevención de incendios

Desde febrero, el grupo Son de Fuego colabora con el Cuerpo de Bomberos de Esmeraldas para difundir mensajes.
13 de mayo de 2017 00:00

Esmeraldas.-

Después de que en 2015 el Cuerpo de Bomberos de Esmeraldas distribuyera 15 mil trípticos sobre prevención de incendios, con mínimos resultados, el comandante José Vivero, decidió cambiar de estrategia.

Así conformó una orquesta musical como parte de las tareas que inició en este año la institución bomberil.

Hoy, Son de Fuego, colabora con la difusión de mensajes a la comunidad, sobre prevención de desastres y acciones en caso de terremotos y tsunamis.

Además de comandar el Cuerpo de Bomberos en Esmeraldas, Vivero también fue presidente del comité de padres de familia de la Unidad Educativa Bellas Artes, donde se graduaron 8 de los 10 músicos de la orquesta.

Su hijo, Santiago Vivero, graduado de este plantel, y quien también es parte de la agrupación, contactó a sus otros compañeros y les propuso la iniciativa.

El oficial bomberil considera que con la música y la presentación de la banda, los ciudadanos captarán de mejor manera los mensajes. “La decisión de implementar la orquesta se tomó después de todo un análisis”, recuerda Vivero.

Es así que del presupuesto institucional de 2016 se asignaron cerca de $ 3 mil para la compra de los instrumentos que se adquirieron en Cali, Colombia.

Su primera presentación fue un mano a mano con la orquesta Guayas de la Armada Nacional, en la inauguración de la campaña de socialización por la seguridad de la vida humana en el mar y la protección del medio ambiente, el pasado 27 de febrero.

A partir de ello, los jóvenes músicos se han presentado en varios escenarios, tanto en eventos públicos como en privados.

“Su sola presencia ya es un recordatorio a la ciudadanía del trabajo que realiza el Cuerpo de Bomberos, y los pequeños mensajes que transmiten en sus presentaciones ayudan a fortalecer nuestra labor”, dice el comandante.

También fueron parte del repertorio de artistas que amenizó la Gran Final del Segundo Campeonato Mundial del Encebollado, organizado por el Ministerio de Turismo, en el malecón de Las Palmas, el 19 de abril.

La orquesta está integrada por jóvenes de entre 18 y 20 años; 8 de ellos son esmeraldeños, y los otros 2 son de Perú y Brasil.

A pesar de no ser bomberos, todos utilizan el uniforme en sus presentaciones para representar a la institución a la que pertenecen. Actualmente son la sensación en los escenarios donde se presentan ya que siempre ponen a bailar a los asistentes.

Andy Lucas, músico de tambó o tumbadora (congas), comenta que el repertorio musical que interpretan está conformado principalmente por salsa y cumbias. “Cantamos lo que el público nos pide en cada presentación, principalmente música para los afroesmeraldeños”, comenta.

Asegura que, por el momento se mantendrá en la orquesta y si se presenta una oferta nueva de cantar en otra agrupación, lo analizará, ya que el objetivo de los músicos es apoyar la campaña del Cuerpo de Bomberos y él está en total sintonía con el mensaje.

Los jóvenes ensayan los martes y viernes en la mañana, pues en la tarde algunos de los músicos continúan sus estudios universitarios o trabajan en otras actividades.

Desde que se conformó Son de Fuego, cada uno se acopló a diferentes instrumentos; esto no representó ningún problema, ya que la mayoría se graduaron como bachilleres en Artes Musicales.

Mishel Garcés, quien hace poco cumplió 20 años, es la única mujer en el grupo; ella es vocalista junto a su compañero Gilson Orellana.

“Aprendí en el camino a cantar. Desde los 11 años interpretaba baladas y boleros y en la Unidad Educativa Bellas Artes, entonaba salsa. Hoy, en la orquesta, interpreto salsa y timba cubana”, dice la vocalista.

Desconoce si el comandante Vivero ha invitado a otras chicas, pero se siente bien al ser la única mujer, ya que, con sus compañeros de trabajo, ha formado una familia.

En tanto Castillo y Garay, trompetista y güiro, son nuevos en la agrupación que, junto a Santiago Vivero, pianista, y los demás miembros de la orquesta, buscan  cumplir con la misión del Cuerpo de Bomberos, y concientizar a la gente para que sea más precavida.

“No somos bomberos voluntarios, ni tampoco músicos profesionales, pero apoyamos esta campaña”, manifestó Iván Espinal, sonidista y guitarrista. (I)

Durante sus presentaciones, los músicos comparten con el público recomendaciones para evitar incendios.
Foto: Cortesía
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado