El Movimiento gana adeptos en Manta

Ser scout es un estilo de vida

El Movimiento gana adeptos en Manta
21 de junio de 2015 00:00

El escultismo, mejor conocido como movimiento scout, es un programa educativo para jóvenes, que está presente en 165 países, con aproximadamente 40 millones de simpatizantes en todo el mundo.

Su fundador fue el británico Robert Baden Powell, quien fue conocido como el coronel de Giwell. La misión de este grupo es contribuir a la educación de los jóvenes, mediante un sistema de valores basado en la promesa y la ley Scout, a través de la cual las personas se desarrollan plenamente y juegan un papel constructivo para la sociedad.

“Ser un scout es lo mejor que me ha pasado en la vida, ya que así puedo ayudar de diversas formas a las personas. Trato de devolver al escultismo un poco de todas las alegrías que me ha dado. Como líder se aprende cada día y se trata de trasmitir todo lo aprendido a los chicos”, manifestó Guillermo Bernal, jefe de grupo en Manta.

Este militante contó que al inicio de su trayectoria como scout “tenía un poco de miedo, pero poco a poco ese miedo se convirtió en responsabilidad y orgullo”. “Espero en algún futuro cercano ver a los chicos que fueron de mis filas como jefes y entonces sabremos que de todo lo que hicimos, algo fue bueno”, dijo.

Para Marilyn Castro, jefa de la comunidad de caminantes, la mayor responsabilidad en su vida ha sido tener a cargo un grupo de scouts. “Este cargo me brinda una oportunidad para aportar a la sociedad. Es vital instruir a los chicos que uno tiene a su cargo, además de ganarme su afecto, cariño y respeto”, acotó.

Castro, además, indicó: “Las personas que conozco aquí se vuelven parte fundamental de mi vida. A muchos los considero parte de mi familia”. (I)

Las más leídas