Taxistas tungurahuenses solicitan el retiro de fotorradares móviles de Ambato

08 de agosto de 2017 12:36

Este martes por la mañana, un grupo de taxistas tungurahuenses mostraron su inconformidad por el funcionamiento de dos radares móviles, ubicados en Ambato, con una marcha por la principal avenida de la ciudad.

A las 08:30, alrededor de 2.000 personas caminaron a lo largo de 15 bloques del casco urbano portando pancartas y gritando consignas en contra de la operatividad de los dispositivos, a los cuales han denominado ‘máquinas de hacer dinero’.

“Es inconcebible que las autoridades avalen la circulación de una furgoneta en cuyo interior viaje el fotosensor, que si bien mide las velocidades establecidas para el área urbana de todos los automotores, que claramente perjudica a quienes trabajamos en la conducción. Esto porque a diario y sin previo aviso, se la coloca en sitios donde la movilidad debe ser rápida y más en nuestro caso que llevamos personas con prisa por llegar a sus negocios, trabajos, centros de estudio o domicilios”, señaló Vicente Miniguano, taxista ambateño de la parroquia Izamba.

Como él, cientos de sus colegas llegaron a la puerta del edificio central del Cabildo, donde a partir de las 09:30 se realizaba la habitual sesión de Concejo, a fin de dar a conocer esta queja tanto al alcalde Luis Amoroso como a los 13 concejales de la capital tungurahuense.

Allí, una delegación de 10 profesionales del volante expusieron su queja ante las autoridades.

“A nombre de los más de 3.000 taxistas tungurahuenses, expreso la inconformidad por el funcionamiento de dos fotorradares móviles, algo que no existe en otra ciudad del país. Se ha demostrado que estos dispositivos no han logrado mermar efectivamente los índices de accidentes, tales como atropellamientos, colisiones de vehículos y volcamientos, por lo que solicitamos se los retiren de las calles”, señaló Jorge Calderón, representante de la Asociación Nacional de Operadoras de Taxi.

En tanto, el alcalde explicó que uno de los dispositivos está suspendido desde el pasado sábado y el otro se usa desde el 1 de agosto en la campaña ‘Menos velocidad, más vida’, que cada mes premiará a 10 conductores que respeten el límite de velocidad urbano con $ 400.

“Desde el 5 del presente mes uno de los dos fotorradares que han venido funcionando en la urbe desde hace algunos meses, quedó inhabilitado y ahora la medición de la velocidad en la ciudad lo realizan los ochos fotosensores fijos que están en puntos estratégicos de Ambato. Sin embargo, les recuerdo que donde se fijan las multas por incumplimientos a la Ley de Tránsito, entre ellos exceder el rango moderado de velocidades en el casco urbano, es en la Asamblea Nacional”, agregó el burgomaestre.

Tras este acercamiento, los taxistas de Tungurahua dieron por finalizada su protesta y se mostraron conformes por la deshabilitación de un fotosensor móvil.

“Esperamos que esta medida sea permanente y se nos permita trabajar con la agilidad e inmediatez que caracteriza a los taxistas de todo el mundo”, aseveró Luis Córdoba, taxista ambateño. (I)

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado