Casi todos se produjeron por imprudencia e impericia al momento de manipular material inflamable durante excursiones

Siete incendios en menos de una semana prenden las alarmas en Tungurahua

Casi todos se produjeron por imprudencia e impericia al momento de manipular material inflamable durante excursiones
29 de julio de 2014 00:00

En lo que va del año la temporada con más presencia de incendios en Tungurahua ha iniciado antes de hora y con fuerza.

Cada año las extendidas horas de Sol durante los meses de agosto y septiembre, sumadas a los descuidos de excursionistas durante paseos campestres, suelen dar como resultado las quemas que arrasan decenas de hectáreas boscosas, en varios sectores de Ambato como Quisapincha, Pishiglata, Huachi, entre otras.

Desde el 21 de julio han ocurrido al menos 7 incendios, 3 forestales y 4 en viviendas y talleres.

A través de su cuenta de twitter, el ECU-911 de Ambato informó sobre estos acontecimientos. Entre los más recientes está el siniestro de una vivienda en el barrio Letamendi, al sur de la ciudad, el pasado viernes por la mañana.

Allí una familia entera se quedó en la calle después de que una aparente fuga de gas desatara el fuego que consumió sus pertenencias.

Un día después 800 metros de vegetación fueron consumidos en el sector Guapascucho, ubicado en la vía a Quisapincha, por causas aún desconocidas. Afortunadamente en ambos incidentes no hubo víctimas mortales, solo daños estructurales y vegetación quemada.

En la parte trasera de la tercera casa de la izquierda se produjo la noche del pasado domingo un incendio en el que resultó herido un inquilino de la vivienda. Carlos Novoa / para El Telégrafo

Factor humano  

Marco Sánchez, jefe de operaciones del Cuerpo de Bomberos de Ambato, manifestó que en la mayoría de casos las llamas son provocadas por el accionar humano. “Al menos el 90% de los incidentes ocurren por descuido de la gente.

En el caso de quemas forestales, las colillas de cigarrillo aún encendidas son culpables de grandes incendios, así como el dejar abandonadas botellas de vidrio y cristales en zonas con vegetación seca. De igual forma gran parte de los desastres estructurales se producen por imprudencia e impericia en la manipulación de materiales explosivos, inflamables y malas conexiones de gas y energía eléctrica”, dijo.

El incendio más reciente tuvo lugar la noche del domingo, en la bodega trasera de una vivienda de las calles Olmedo y Mera, en el centro de Ambato. Una persona resultó herida y fue trasladada de inmediato al Hospital Regional de la ciudad. “Un fuerte estruendo despertó a todos los vecinos a media noche. Todo ocurrió muy rápido y pese a que los bomberos llegaron sin demora un inquilino de la casa resultó con quemaduras”, dijo Vicente Núñez, morador del lugar.

Prevención

Mauricio Bedón, capitán al mando del departamento de Prevención de Incendios, aseguró que los esfuerzos para evitar los flagelos se han reforzado estos días. “Los 5 agentes de este despacho estamos realizando permanentes capacitaciones y operativos en empresas y talleres para verificar las condiciones de seguridad” dijo.

Los incidentes de la semana pasada obligan a los bomberos a intensificar sus patrullajes por zonas boscosas de Ambato, como Quisapincha, Pishiglata y Huachi. Foto: Cortesía / Cuerpo de Bomberos Ambato
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado