Más de 500 agentes custodian la ruta de los cementerios en Ambato

- 02 de noviembre de 2019 - 00:00
Las matronas del colectivo Ñuca Llacta de Totoras, dedicado a la conservación y difusión de costumbres ancestrales, y a la preparación de platos típicos, rezaron ayer por las almas de los difuntos que reposan en el panteón de dicha parroquia. Lo hicieron con su tradicional traje hecho especialmente para la ocasión: blusa blanca, chaleco azul, falda y chalina de color crema, y un escapulario.
Roberto Chávez / ET

El operativo de seguridad se focaliza en los panteones de Huachi Chico, Totoras, Pasa y Atocha, y otros populosos sectores. Allí se realizan desde ayer honras fúnebres, ofrendas florales y frutales, y misas en honor a los difuntos.

Huachi Chico, Totoras, Pasa, y Atocha son los sectores de Ambato donde ayer tuvo lugar la tradicional ruta de los cementerios.

El recorrido inició a las 06:00 en este último barrio, conocido por la venta de colada morada y guaguas de pan durante todo el año.

Como cada año miles de ambateños y tungurahuenses se sumaron al trayecto luego de la popular misa por el Día de Todos los Santos, la cual se hace en la mayoría de iglesias católicas de la ciudad.

“En el camposanto de Atocha reposan los restos de varios líderes políticos, religiosos, atletas y destacados comerciantes que dejaron huella en la urbe. Es costumbre llevar flores, entonar melodías fúnebres y elevar plegarias”, dijo Francisco Altamirano, líder barrial de Atocha.

El ajetreo en la avenida Rodrigo Pachano y otras arterias viales que conducen al lugar desde el norte y sur de la capital tungurahuense, se sintió desde las 05:00.

Allí se concentraron algunos expendedores de velas, escapularios, flores y más artículos de temporada, así como de platos tradicionales.

“Si bien las especialidades gastronómicas de temporada se dan aquí los 365 días del año, en estos 4 días la demanda es mayor. En el feriado aspiramos a vender 300 mil vasos de colada y un número similar de piezas de pan”, señaló Elizabeth Freire, integrante de la Asociación Culinaria Dos de Noviembre de Atocha.

En cada uno de los 35 locales de dicho gremio se oferta el combo de ambas comidas desde $ 1,00. Cerca al panteón, los turistas podrán también degustar durante el feriado la deliciosa fritada, papas con cuero, hornado, chocolate ambateño, llapingachos, entre otros platos tradicionales.

Orden y control
Quince agentes civiles de tránsito montaron en Atocha  el operativo de seguridad; estuvieron acompañados de miembros de Policía Nacional, funcionarios de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), y del Consejo Municipal de Seguridad Ciudadana de Ambato (Comseca), entre otras instituciones.

“En total son 180 vigilantes que estarán durante todo el feriado controlando los rangos moderados de velocidad, el uso del cinturón, el respeto a los pasos peatonales, entre otras normas viales”, explicó Álvaro Corral, director municipal de Tránsito y Transporte de Ambato.

Lo agentes se ubicaron en el ingreso al panteón y al parque de la localidad, donde en época de finados suelen incrementarse los accidentes de tránsito y hurtos.

“Luego de la visita al cementerio, los turistas recorren las quintas de Juan León Mera y La Liria, la iglesia y las picanterías. Por ello hay gran congregación de gente, no menos de 10 mil; los controles son fundamentales no solo para el tránsito vehicular sino también para evitar robos a casas y riñas callejeras”, señaló Graciela Benavides, del Observatorio de Seguridad de Tungurahua.

El operativo de seguridad en la provincia inició a las 12:00 del 31 de octubre. Está  integrado por efectivos del Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, ECU-911, Ministerio de Salud, Dirección de Tránsito y Movilidad del Municipio, ANT, y personal del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

De acuerdo a la gobernadora de Tungurahua, Gabriela Rodríguez, en los nueve cantones suman más de 2 mil agentes de diversas dependencias que velarán por la seguridad y el orden.

Durante el feriado, solo en Ambato trabajarán más de 500 personas en el contingente de control tanto en los panteones como en la Feria de Finados, ubicada en la explanada de Shuyurco, así como en los diferentes mercados, plazas, barrios, el centro histórico y más atractivos turísticos urbanos.

Diversos ritos funerarios
Las honras fúnebres a los difuntos ayer se prolongaron hacia el cementerio de la parroquia Huachi Chico, ubicada a 10 kilómetros de Atocha. Allí la popular agrupación El Descanso brindó su  homenaje musical.

“Las melodías forman parte de las muestras de respeto y consideración que tenemos a la memoria de quienes han partido. El grupo brinda su serenata de forma gratuita en cada una de las 8 estaciones del camposanto, acto que es acompañado por un monaguillo y una buena cantidad de incienso”, explicó el párroco Enrique Boscán Mideros.

Allí, además, tuvo lugar al mediodía de ayer la ingesta de colada morada junto a las tumbas y entrega de ofrendas frutales, por parte de la población indígena.

Algo similar se evidenció en los dos cementerios de la parroquia rural de Ambato, Totoras, localizada a 5 minutos de Huachi. Antes de la salida del sol, a las 05:00 del jueves, el colectivo de matronas de denominado Ñuca Llacta encabezó los rezos por las almas de los finados.

“Las bisabuelas de ellas ya practicaban estos ritos. Consiste en llevar velas de cebo encendidas, un escapulario, y rezar en cada una de las tumbas; esta actividad les toma entre 3 y 4 horas, ya que el número de nichos y tumbas supera los dos mil”, aseguró Luis Carrillo, vecino de Totoras centro.

En el panteón de la parroquia Pasa, al sur de Ambato, también se cumplieron estas tradiciones, y adicionalmente se ofició una misa campal en el atrio de la iglesia principal.

Desde el 16 de octubre hasta el 4 de noviembre, por su parte, los animeros del cantón Patate realizarán su típico ‘barrido’ de almas y espíritus en las calles y avenidas del casco urbano. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP