Rodas inicia su gestión con anuncios de reducción de multas

14 de mayo de 2014 18:00

El Teatro Sucre, un ícono cultural de Quito, fue el escenario donde se realizó la posesión del nuevo alcalde de la ciudad, Mauricio Rodas. Con un escenario totalmente lleno, el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Domingo Paredes, tomó el juramento del burgomaestre, quien estuvo rodeado por los 21 miembros del Concejo Metropolitano. Ellos también recibieron su escarapela de acreditación, entre aplausos y abucheos de los asistentes.

 

Antes de que iniciara el evento, la seguridad para ingresar al sitio fue extrema y en los exteriores de la Plaza del Teatro, simpatizantes de Alianza PAIS y del Movimiento SUMA se concentraron con banderas y frases partidistas. Por medidas de seguridad, Rodas ingresó a la Plaza desde la calle Flores y Manabí por donde se dirigió hacia la entrada del Teatro Sucre, rodeado de aplausos de la gente que fue a verlo desde varios puntos de la ciudad.

 

Los exalcaldes Sixto Durán Ballén, Rodrigo Paz Delgado, Paco Moncayo y el alcalde encargado, Jorge Albán, participaron en la mesa directiva junto al arzobispo de Quito, monseñor Fausto Trávez.

 

Durante su discurso que duró 40 minutos, el nuevo alcalde anunció que cumplirá de inmediato con su promesa de campaña de reducir las multas “exageradas”. Durante la primera sesión de este viernes (16), Rodas anunció que presentará la propuesta de reforma a la ordenanza para reducir a la mitad de los valores cobrados de multas por el incumplimiento de la restricción de circulación "Pico y Placa" y de sanciones por el mal uso de las áreas tarifadas de parqueo, más conocidas como Zona Azul.

 

En el caso del Pico y Placa, el infractor tendrá la posibilidad de pagar la multa el mismo día de cometida la contravención; y en cuanto a la Zona Azul, Rodas anunció que no permitirá la colocación de los candados para inmovilizar el vehículo. En este caso se emitirán boletas para que el pago sea en 30 días.

 

Respecto a las demandas ciudadanas más aclamadas, prometió como su prioridad mejorar el acceso a los servicios de salud, educación, vivienda e impulsar un sistema de transporte público de “calidad, cómodo y seguro”.

 

Antes de iniciar su discurso, Rodas agradeció la presencia de Fernando Rocafull, director general de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI); a los representantes de relaciones internacionales de Gobierno Autónomo de Buenos Aires, y demás representantes de organismos internacionales que llegaron al evento.

 

Finalmente invitó a los nuevos ediles a trabajar juntos y resaltó: “No he llegado acá para enfrentarme con nadie sino para servir a los quiteños”.