72 gimnasios de Quito pueden abrir sus puertas durante plan piloto de 15 días

Los usuarios tendrán que cumplir ciertas normas al asistir a estos establecimientos.
23 de septiembre de 2020 21:03

Dos razones pesaron para evaluar la necesidad de reactivar a los gimnasios en Quito. La primera, que debido a la pandemia este sector registra una disminución de sus ingresos de entre el 60 y el 70 por ciento en comparación al 2019, y la segunda tiene relación con la salud tras varios meses de confinamiento y sedentarismo forzado.

El registro para desarrollar el plan piloto de reapertura de estos negocios aplicará en 72 locales autorizados, que desde esta semana podrán abrir sus puertas con estrictas normas de bioseguridad. 

“El virus está con nosotros y se quedará un buen rato, tenemos que aprender a hacer las cosas de diferente manera como lo hacíamos antes”, indicó Daniel Rodríguez, Director de Gestión Metropolitana de la Secretaría de Salud.  Por sus características, estas actividades están consideradas de alto riesgo de contagio.  Los deportistas realizan exhalaciones forzadas con gotículas que pueden contener una considerable carga viral.  

Los usuarios deberán agendar su visita, permanecer en las instalaciones sólo el tiempo necesario para cumplir con su rutina y tendrán restringida la interacción con otras personas. 

Para garantizar el distanciamiento social, el aforo quedará limitado por las dimensiones del espacio y dependerá de los servicios. Rodríguez señaló que, por ejemplo, en las áreas de trabajo de musculatura se deben mantener libres cuatro metros cuadrados; mientras que para los aeróbicos se debe procurar una separación de nueve a doce metros entre personas. 

Enrique La Motta, representante de la agrupación de gimnasios del Ecuador, precisó que el protocolo indica que se debe hacer una desinfección completa de los espacios dos veces al día, para lo cual, las instalaciones deberán permanecer cerradas por lo menos treinta minutos.  Además, cada cliente deberá llevar sus toallas y desinfectar las máquinas después de usarlas.

Las regulaciones también incluyen una ventilación adecuada, que según explica La Motta en muchos casos se ha resuelto con la apertura de puertas y ventanas.

La Agencia Metropolitana de Control realizará inspecciones aleatorias durante los próximos quince días para verificar el cumplimiento del protocolo.  Cumplido este tiempo se tomará una decisión que abarque a todos los negocios de este tipo.  En Quito existen aproximadamente 450 gimnasios formales. (I)

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado