Vendedores no regularizados fueron desalojados de San Roque

- 25 de marzo de 2020 - 00:00
El operativo interinstitucional busca frenar las ventas de este tipo, que no cuentan con medidas básicas de sanidad e higiene.
Foto:Jhon Guevara/ Telegrafo

Los escombros se retiraron del mercado y fueron enviados al “Bosque de Arupos”, en El Trébol. Los alimentos confiscados se dieron a albergues.

Al menos 300 efectivos, entre Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Agencia Metropolitana de Control, Bomberos, entre otros, desalojaron a los comerciantes no regularizados que se ubicaban en las calles Loja y Cumandá, en las afueras del mercado municipal de San Roque (centro).

El operativo interinstitucional busca frenar las ventas de este tipo, que no cuentan con medidas básicas de sanidad e higiene.

En la intervención, que se realizó después de varios exhortos de la administración zonal a los comerciantes no regularizados, se incautó mercadería y se desarmó la infraestructura artesanal que se utilizaba en este espacio.

Para el efecto fueron necesarias cerca de ocho horas de trabajo continuo, dos tractores, dos retroexcavadoras y alrededor de 10 volquetas.

Desde hace aproximadamente 50 años se mantenía el problema de este grupo de informales, en las afueras de este centro de expendio, que abastece a otros mercados y supermercados de la capital.

César Díaz, nuevo secretario de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio, explicó que este operativo está dentro del plan de medidas preventivas, frente a la propagación del covid-19.

“Estamos priorizando el derecho a la vida y este lo garantizamos siendo ordenados y disciplinados” puntualizó Díaz.
 

De igual manera, manifestó que los productos perecibles decomisados se entregarán a los albergues del Distrito Metropolitano.

Por su parte, Wilson Toalombo, director del Cuerpo de Agentes Metropolitanos de Quito, afirmó que los ciudadanos deben “hallar conciencia” y comprender que este tipo de acciones son por el bienestar de los habitantes de la capital.

Parte de los escombros de este operativo, generados por la eliminación de estructuras informales, llegaron al proyecto del “Bosque de Arupos”, en el sector de El Trébol, en el centro - sur de la ciudad.

La Empresa de Gestión de Residuos Sólidos de Quito (EMGIRS) explicó vía Twitter que se trataba de una “transición logística” de los desechos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP