Una tierna experiencia para niños ofrecen las granjas educativas

- 14 de junio de 2019 - 13:25
En la granja Pumamaki, los niños aprenden del cuidado de animales de granja
Cortesía: Granja Pumamaki

La cercanía con borregos, conejos, aves de corral, caballos, entre otros les permite a los menores entender más del comportamiento animal y su utilidad para el ser humano.

Si busca una actividad para sus niños que no solo sea divertida, sino también educativa, la visita a una granja es una buena opción.

Sus pequeños conocerán más sobre la naturaleza y tendrán un contacto directo, tanto con animales como con plantas.

La cercanía con borregos, conejos, aves de corral, caballos, entre otros les permite entender más de su comportamiento y su utilidad para el ser humano.

Aprenden de la propia experiencia, es decir, de forma activa, y no de forma pasiva.

Así, ante ellos se revelan conceptos que podrán relacionar y reordenar por sí mismos para colocarlos en su propio esquema cognitivo.

Con este tipo de actividades también se refuerzan aprendizajes previos de tipo didáctico, pedagógico y social.

Una de estas alternativas es la Granja Pumamaki. El lugar se encuentra a 20 kilómetros de Quito, en el valle de Tumbaco, barrio Tola Chica (San Isidro E11-279 y Miguel Asturias).

En el sitio, además de tener un contacto cercano con los animales de granja, los visitantes pueden realizar pesca deportiva, senderismo, paseos en caballo.

El horario es de lunes a domingo de 09:00 a 16:00 y cuenta con servicio de restaurante.

Anímese a visitar la granja Pumamaki y ofrezca una tierna aventura a sus hijos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: