Recaudación por prediales superará los $ 110 millones en Quito en 2018

- 23 de diciembre de 2017 - 00:00
El ajuste del cobro de los prediales tenía plazo de ser aprobado por el Concejo de Quito hasta el 31 de diciembre.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Los bienes raíces avaluados hasta en $ 70.000 no pagarán el impuesto, pero sus propietarios sí deberán cancelar las otras contribuciones que aparecen en la planilla del tributo. Los predios sobre $ 1,5 millones cancelarán más.

El Concejo quiteño aprobó este viernes la tabla de cobro del impuesto predial que regirá en 2018 para la capital.

El director financiero municipal, Santiago Betancourt, presentó una propuesta que incluía ajustes respecto al planteamiento conocido por los ediles el miércoles último.

La principal modificación tiene que ver con los rubros por cobrarse de los predios e inmuebles avaluados entre $ 200.000 y $ 1,5 millones.

Estos fueron ajustados al alza para que generaran más recursos para el Cabildo, como había sido hecho previamente para los bienes raíces con valores que superen el millón y medio de dólares.

Estas variaciones, sin embargo, evitan que el impuesto alcance en todos los casos el valor que deberían tener con la revalorización predial que entrará en vigencia el próximo año y que aprobó el legislativo capitalino el miércoles pasado.

Sin embargo, los ajustes permitirán que la recaudación por este impuesto oscile entre $ 112 millones y $ 120 millones para el próximo ejercicio fiscal.

Este año la recaudación por este tributo significó para la capital $ 70 millones. Y con la propuesta presentada el miércoles al Concejo, el gobierno local preveía recaudar $ 102 millones.

Por otra parte, en el documento aprobado ayer, se mantuvo la propuesta de la Alcaldía del no pago del predial para los bienes raíces cuyo avalúo vaya de $ 1 a $ 70.000.

A los dueños de terrenos o inmuebles incluidos en este rango, sin embargo, sí se les cobrará a través de la planilla de los prediales otros rubros como la Contribución Especial de Mejoras (CEM), con que se pagan las obras realizadas en la ciudad.

El documento, aprobado por el Concejo, determina, también, que el valor del impuesto predial no sea menor, en el caso de los bienes que sí serán gravados, a lo pagado este año.

Asimismo, se incluyó un trato tributario especial para las edificaciones religiosas cuyos ocupantes y usos no generen grandes recursos.

Se incluyen algunos conventos que no son parte de las rutas turísticas y tienen, además, pocos ocupantes.

Peaje en la Ruta Viva
En la sesión de ayer del Concejo se trató también la propuesta modificatoria al cobro de la Contribución Especial de Mejoras (CEM).

Esto busca generar recursos para pagar obras ejecutadas en el Distrito capitalino, especialmente la Ruta Viva.

Los préstamos contratados para financiar esta vía, que conecta Quito con el Valle de Tumbaco, deben pagarse desde 2018. Sin embargo, la propuesta inicial de la Alcaldía de pagar la ruta exclusivamente a través del CEM no fue aceptada.

En lugar de ello, se aprobó que únicamente el próximo año se cobre un rubro como parte del CEM para empezar a pagar la vía. Pero en 2019 debe instalarse un peaje para quienes usan la Ruta Viva contribuyan a su pago. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: