En Quito hay 240 familias venezolanas en condición de vulnerabilidad

- 13 de agosto de 2018 - 08:31
Cabildo dispuso albergues temporales para los ciudadanos venezolanos.
Cortesía

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, decretó el estado de emergencia humanitaria en la ciudad tras la declaratoria dispuesta por el Gobierno debido al arribo de venezolanos al país.

Esta disposición se conoció después de que el Gobierno declarare el estado de emergencia institucional en las dependencias de Movilidad Humana en Carchi, Pichincha y El Oro, para atender el flujo migratorio de ciudadanos venezolanos.

“Luego del decreto de emergencia que fue suscrito por el Gobierno Nacional en torno a ese tema, nosotros también hemos suscrito una resolución decretando el estado de emergencia en el Distrito Metropolitano de Quito. De tal manera de poder movilizar todos los recursos económicos, en cuanto a talento humano y materiales que sean necesarios para atender esta emergencia humanitaria que se deriva del efecto migratorio de países hermanos”, sostuvo el burgomaestre.

Según información emitida por el Municipio de Quito, el estado de emergencia permite activar los Centros Temporales de Tránsito para acoger a migrantes de otras naciones y, además, brindarles la atención humanitaria que requieren bajo la normativa vigente.

Además, se articula una estrategia con las diferentes entidades municipales y en permanente coordinación con el Gobierno.

El pasado viernes se activó el Comité de Operaciones de Emergencia Especial, conformado por entes municipales, autoridades nacionales y locales, así como por funcionarios de las Naciones Unidas.

Dicha comitiva trabajará en dos mesas. La primera realizó el levantamiento de una ficha específica para conocer cuántas personas existen en dos albergues manejados por la sociedad civil, así como de quienes se encontraban en las afueras de la terminal de Carcelén.

Con base a esa ficha se está reubicando a las personas en los Centros Temporales de Tránsito, donde permanecerán durante cinco días y recibirán alimentación. Se analiza además la particularidad de cada persona.

César Mantilla, secretario de Inclusión Social, señaló que la primera mesa de trabajo determinó 240  familias; 57 de ellas se encuentran en situación de doble vulnerabilidad.

Los migrantes son ubicados en cinco Centro Temporales de Tránsito: tres ubicados en el norte y dos en el sur de la ciudad. No se separará a la familia, irán en grupo familiar”, reiteró el secretario de Inclusión.

La segunda mesa trabaja en todo el protocolo que garantiza los derechos humanos de quienes se encuentran en situación de movilidad humana. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: