Parqueadero se convertirá en 500 hogares

02 de octubre de 2011 - 00:00

El próximo mes empezará la demolición de las edificaciones precarias que actualmente existen en los dos terrenos donde se levantará  el proyecto habitacional IESS-El Ejido, ubicado detrás de la Caja del Seguro, en el centro de Quito.

En el sitio se construirán 500 departamentos, distribuidos en cinco manzanas. La gerente de la Empresa de Hábitat y Vivienda, Silvana Ruiz, informó que la contratación de obras para las manzanas uno, cuatro y cinco ya entraron a  licitación, y se prevé que para  el primer trimestre del 2012 todo el proyecto esté en marcha.

Los terrenos en donde se levantará el proyecto de vivienda,  al momento, se utilizan como parqueaderos para los empleados del IESS,  por lo que la zona luce desolada los fines de semana.

Entre los moradores del sector hay gran expectativa por las ventajas que traerá consigo el plan habitacional. José Rosales, por ejemplo, espera que la zona gane plusvalía y que junto con los nuevos vecinos también llegue la seguridad.

“Imagino que esas torres tendrán guardias privados que nos ayudarán a controlar la delincuencia. Aquí es imposible salir después de las 19:00”, cuenta el hombre, que desde hace 30 años vive en ese sector.

Una de sus preocupaciones, en cambio, es la congestión vehicular, pues a una cuadra (al oeste) se encuentra la Avenida América, una de las vías más transitadas de la capital, principalmente en las horas pico.

En ese sentido, el proyecto se conectará con los sistemas de transporte público Trolebús y Corredor Central-Norte. Además, se hará la ampliación de la calle Bogotá, entre la Juan Salinas y América, para mejorar el acceso vehicular y permitir que los peatones accedan al parque El Ejido. En las vías circundantes también se privilegiará el uso peatonal, brindando  todas las facilidades de movilidad.

Edith Cordero, propietaria de una tienda de abarrotes, también  confía en que su negocio se beneficie con nuevos clientes. “Esta zona se volverá más comercial y moderna. Los fines de semana hay poco tránsito y es mínimo lo que se vende. Pero con los nuevos edificios eso cambiará”, comenta la mujer.

La zona se ha caracterizado por concentrar un gran número de imprentas y es uno de los barrios más antiguos de la ciudad. Pero con la construcción de los nuevos edificios también llegarán otras mejoras, por ejemplo, la remodelación de las instalaciones que ocupaba la Escuela Sucre (ahora en Pusuquí), para otro establecimiento educativo.

El mejoramiento urbano en la zona comprende además la reconstrucción de aceras, enterramiento de cables, iluminación, arborización y mejoramiento de fachadas.

Al momento, ya han sido contratados los estudios para el mejoramiento urbano del sector de Santa Prisca y El Ejido, pues el proyecto está delimitado por la calle Pérez Guerrero al norte, el Banco Central al sur, la avenida 10 de Agosto al este, y la América al oeste.

Se estima que el IESS y el Municipio de Quito invertirán 37’070.542 dólares en el proyecto, diseñado también para recibir al público que realiza sus trámites en las entidades de la zona.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: