Municipio interviene dos vías principales de manera paralela

09 de abril de 2012 - 00:00

No todas las intervenciones viales que está realizando el Municipio de Quito en las calles principales de la capital y los valles ayudarán a mejorar la movilidad, asegura César Arias, analista en temas de movilidad y transporte.

El experto opina que el plan vial de Tumbaco debe ser reformado en la intervención en el redondel Las Bañistas, que según Germánico Pinto, gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), se desarrollará en el valle de Cumbayá y Tumbaco y tiene una visión integral de movilidad.  

Arias explicó que es necesario mejorar la movilidad en Tumbaco, pero la construcción del intercambiador en el sector de la Universidad San Francisco presenta problemas estructurales “muy graves”. Según él, este trabajo no solucionará el embotellamiento vehicular en Cumbayá y va contra las políticas de recuperar el espacio público, como propone el alcalde capitalino, Augusto Barrera.

Advierte que al pasar por debajo del redondel Las Bañistas se abrirán nueve carriles hacia la superficie y, con la ampliación de la avenida Interoceánica, se dificultará el paso de los peatones.

“La obra en este sector solamente solucionará el giro hacia la universidad y no creo que el  proyecto en Las Bañistas  sea un aporte al urbanismo ni al buen vivir de la ciudadanía, parece que va a perjudicar al ambiente en el sector de Cumbayá”, dijo.

Para evitar problemas de congestión vehicular durante la construcción de las obras, la Epmmop designó vías alternas para quienes  circulan por la avenida Interoceánica. Esto también será un problema, desde el punto de vista del peatón, añadió Arias, ya que las vías son precarias (de dos carriles) y no cuentan con aceras para los peatones. 

“Las calles son adoquinadas pensando solo en los vehículos, pero no en los transeúntes. Este problema es general en los valles”, aclaró.

El ingeniero recomendó reformar el plan en Las Bañistas solucionando la intersección de las avenidas Interoceánica y Conquistadores con un túnel subterráneo para recuperar el espacio público y pasos peatonales.

Además, señaló la necesidad de culminar con la “Ruta VIVA” con un bypass de Tumbaco y Cumbayá, que lleve al tráfico hacia la Av. Simón Bolívar. Una vez que esté funcionando esa vía se podría intervenir en los otros sectores, con las reformas en el primer intercambiador.

Según el experto, las otras intervenciones en Auqui-La Primavera y el Nacional, van a ser de beneficio para los vehículos que tienen como destino los distintos sectores del valle de Tumbaco.

Por otro lado, manifestó que las obras que se realizan en la avenida Mariscal Sucre: intercambiadores Machala y El Condado, ampliación de la calle Rumihurco, acceso al barrio Colinas del Norte, rehabilitación de la avenida Mariscal Sucre en la intersección con las Avs. Diego Vázquez y Universitaria y el intercambiador Fernández Salvador, con una inversión de 20 millones de dólares, están bien planificadas y serán de ayuda a la fluidez vehicular del sector y para quienes circulan por esa vía para dirigirse al centro y sur de la capital.

Arias agregó que es necesaria la construcción de vías de circulación continua y carriles de servicio, las cuales permitirán que los autos sigan sin problema mientras los autobuses se detienen para recoger y dejar pasajeros, una medida que evitará los congestionamientos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: