El acceso a nuevas tecnologías no está entre las prioridades de los pasajeros

Los usuarios del transporte público demandan seguridad y no wifi

- 03 de agosto de 2016 - 00:00

Conducción cuidadosa, buen trato, respeto de las paradas y limpieza de los buses están entre las exigencias de los habitantes de Quito a los transportistas.

Conexión inalámbrica a Internet (wifi) y la posibilidad de cargar dispositivos electrónicos están entre las características que el alcalde Mauricio Rodas ha destacado de los biarticulados que han empezado a llegar a Quito.

Sin embargo, un estudio sobre movilidad realizado en los Estados Unidos muestra cuáles son las preocupaciones de los pasajeros.

En una encuesta realizada a 3 mil personas, se determinó que el usuario estadounidense promedio exige de los sistemas de transporte opciones de pago, en primer término (90%).

A continuación (89%), las personas reclaman seguridad y comodidad del viaje. Y en tercer lugar colocan la consideración de que la distancia a las paradas o estaciones sea la correcta (86%).

La posibilidad de ser productivos durante el viaje, lo que podría equipararse con acceso web, ocupa el quinto puesto (82%). Estas cifras coinciden en ciertos aspectos con la opinión de los habitantes de Quito respecto a sus expectativas del transporte público.

Nicole Calderón, de 18 años, se quejó, por ejemplo, del maltrato que reciben los usuarios en el servicio de transporte público. La estudiante señaló que  muchas veces los conductores llenan demasiado las unidades y eso provoca muchos problemas. También dijo que los conductores no se detienen en las paradas.

Resumió que la seguridad y el buen servicio son los ejes fundamentales en que debería estar basado el trabajo de choferes y controladores.

Al preguntarle si consideraba importante que las unidades de transporte tuvieran conectividad inalámbrica (wifi), la usuaria calificó de innecesaria esa característica.

Eduardo Ibarra (22 años) cree, por su parte, que los transportistas deben mejorar la atención y limpieza de los vehículos. El joven contó que el lunes, por ir “a las carreras” con otro automotor, un vehículo estuvo a punto de causar un accidente.

Jessenia Hidalgo, de 23 años, cree que el servicio de transporte que reciben los quiteños es “malo” en términos generales. Considera a la seguridad en el transporte como lo más importante y lo concibe de 2 formas: como el cuidado que deben tener los conductores y la prevención frente a hechos delincuenciales. Denuncia que ha sido víctima de robos en los buses y lo atribuyó a que los choferes “llenan demasiado los carros. Ya no hay espacio, pero siguen metiendo gente”.

Para Marcelo Naranjo (46 años), en cambio, el servicio de transporte público es “regular”. El ciudadano espera “buen trato de las personas que brindan el servicio de transporte público”. Así mismo, Guillermo Escobar opina que el servicio de transporte colapsa en las “horas pico” y considera que “actualmente no hay alternativas al tráfico”.

Este usuario coincide en que la principal condición de un buen sistema de transporte es seguridad. EL TELÉGRAFO planteó ayer un sondeo relámpago en las redes sociales sobre este tema.

En Twitter participaron 186 personas y de ellas, un 68% espera seguridad en el transporte público; un 25% prefiere buen trato; 9% rapidez y tan solo un 8% otros servicios como conectividad inalámbrica.

Los resultados en Facebook fueron similares. La cibernauta Judith Dávila dijo que espera “buen trato, limpieza, respeto a las paradas y velocidad regulada” en los buses. Silvano Barros señaló que los municipios no actúan con firmeza “por conveniencia política”.

En Instagram, Johnatan Botero pidió “limpieza, comodidad y buen trato de los conductores”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: