Limpieza de cada sumidero tapado le cuesta $ 15 al Municipio de Quito

- 07 de noviembre de 2018 - 00:00
Desde el pasado septiembre se atendieron 39 emergencias por lluvias en Quito, según el Municipio.
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

El mantenimiento y mejoramiento del sistema de alcantarillado urbano y rural forman parte del plan de mitigación y prevención de emergencias en la época de lluvias, que fue activado este martes por el Cabildo capitalino.

El secretario metropolitano de Seguridad, Juan Zapata, bromeó este martes 6 de noviembre con los periodistas a su ingreso a la rueda de prensa, en la cual activó el plan de prevención y respuesta de emergencias para la época de lluvias 2018-2019.

Por la presencia del fuerte sol en el parque Itchimbía, donde opera el Servicio Integrado de Seguridad ECU911, culpó a la prensa de boicotear el evento.

Zapata expresó que la inversión municipal prevista para ejecutar el plan suma $ 26,5 millones.

Esto incluye obras de mitigación, además de la logística requerida para afrontar eventuales siniestros que causen las precipitaciones. Además, está operativo el Fondo Permanente de Emergencia de $ 2 millones con el cual cuenta el Cabildo.

Estos recursos son utilizados para ayudar a los damnificados por las emergencias, cuya situación los ubique bajo la línea de pobreza.

La asistencia municipal puede significar la entrega temporal de alimentos, vituallas, enseres, recursos para el pago de alquiler de vivienda, entre otros.

Zapata detalló que están disponibles 2.564 efectivos de 35 instituciones públicas y privadas, y 1.434 elementos logísticos para atender las eventuales emergencias.

Como ejemplo -dijo- se colocaron paneles informativos con recomendaciones en zonas propensas a deslizamientos, inundaciones y accidentes de tránsito.

El Atlas de Amenazas Naturales registra que 92 sectores del Distrito Metropolitano de Quito son vulnerables a los aludes y 53 barrios a inundaciones.

Otras medidas de respuesta será la ubicación de grúas en puntos específicos para ayudar a vehículos atrapados, el monitoreo con sensores de 29 pasos deprimidos y el uso permanente de medidores de lluvia.

En cuanto a las acciones preventivas, Fabricio Zambrano, de la empresa municipal Agua de Quito, señaló que la entidad invirtió $10,6 millones en obras de construcción y reparación del sistema de alcantarillado, estructuras de captación de quebradas y colectores de alivio.

Parte de estos trabajos es la limpieza de los sumideros de aguas lluvia y servidas en los sectores urbano y rural capitalinos.

Según información de Agua de Quito publicada por la agencia de noticias municipal, en la ciudad hay alrededor de 400.000 desagües.

Entre 50 y 60 sumideros son limpiados a diario. Y empresas contratadas dan mantenimiento a 300 sumideros diariamente, según el gobierno local.

El vehículo que se utiliza tiene succión delantera. En la parte posterior se deposita el material que se recoge; la capacidad es de 8 metros cúbicos (m³).

Limpiar un sumidero puede llevar desde 10 minutos, aunque depende de los desechos que se hallen. Se encuentran botellas de plástico, fundas de snacks y material vegetal; además de material de construcción, como arena, piedras y troncos.

Por ello, en muchas ocasiones lleva hasta una hora el proceso y el costo de cada sumidero asciende a $ 15.   

Otras obras de mitigación efectuadas son 10 relacionadas con la construcción de muros y estabilización de taludes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: