Las paradas el labrador y la magdalena registran un avance cercano al 90%

Las terminales del Metro soportarían sismos de 7,8° (Galería)

- 15 de octubre de 2014 - 00:00
En la terminal El Labrador del Metro existirán 5 andenes para ‘troles’ y autobuses, incluidos interparroquiales. Fotos: Andrés Darquea/ El Telégrafo

Las paradas el labrador y la magdalena registran un avance cercano al 90%

Los trabajos de construcción de la estación El Labrador, del Metro, que se edifica en la que fue la cabecera sur del exaeropuerto quiteño, registran un avance de entre el 85% y el 90% en la actualidad.

Un estado similar tiene la terminal del sistema de transporte que se construye en el sector La Magdalena (al sur), de acuerdo con José Luis Guijarro, ingeniero encargado de ambas obras, que integran la Fase I del proyecto.

Guijarro señaló que los trabajos tienen un avance inverso en ambos casos, pues en la terminal norte (El Labrador), las obras bajo la superficie prácticamente han concluido, mientras se avanza en la estructuración de las dársenas de embarque y desembarque de pasajeros del sistema metropolitano de transporte a nivel del suelo.

Mientras que en La Magdalena los andenes superficiales están terminados y listos para usarse cuando la Empresa Metropolitana de Pasajeros de Quito lo requiera, mientras que en esa parada se continúa con los trabajos bajo tierra.

No obstante, el técnico del consorcio español Acciona dijo que las estructuras estarán concluidas en diciembre próximo y listas para ser utilizadas en la superficie y bajo tierra, a punto para recibir las tuneladoras que excavarán la vía subterránea de 22 kilómetros por la que circularán los trenes.

El experto resaltó la ingeniería desarrollada para la construcción de la Fase I, la que resume en que las estaciones están pensadas para soportar sismos de hasta 7,8° de intensidad. “Durante el sismo de 5,2° ocurrido en agosto, las estructuras no se movieron más que unos pocos milímetros”, afirmó.

La estructura subterránea de la estación ubicada en la cabecera sur del exaeropuerto está prácticamente terminada. En su par de La Magdalena las obras siguen.

La creación del túnel subterráneo y otras obras complementarias, como las paradas intermedias, son parte de la Fase II y su inicio está pendiente de los resultados de la licitación en la que participan 4 consorcios preseleccionados.

Entre tanto, las terminales El Labrador y La Magdalena se integrarán en su parte superficial a partir del próximo año.

Rubén Lozano, gerente de la empresa de pasajeros, indicó hace unos días que está previsto que la estación norte del Metro reemplace a la terminal La Y del trolebús desde febrero próximo.

Y en el transcurso del próximo año, la terminal de La Magdalena complementaría el trabajo que hoy cumple la estación El Recreo, integrando los servicios del Corredor Suroccidental con los del ‘Trole’.

Aunque aún no existe una fecha determinada para este último proceso, el gerente de la Empresa Metropolitana Metro de Quito, Mauricio Anderson, confirmó que han mantenido conversaciones con sus contrapartes para afinar detalles sobre ese tema.

Anderson añadió que, hace aproximadamente un mes, la empresa de pasajeros realizó pruebas en los andenes de La Magdalena respecto al ingreso de buses a la terminal, estacionamiento y movilización de las unidades dentro de la estructura.

Esto permitiría definir el número de unidades que se utilizarían y su frecuencia. En el caso de El Labrador está calculado que en ese espacio pueda ingresar un autobús cada 90 segundos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: