El Municipio alista la Plaza de San Francisco para Domingo de Ramos

- 17 de febrero de 2018 - 00:00
En marzo de 2016 fueron retiradas más de 107.000 piezas que forman el piso y las gradas de acceso a la tradicional plaza capitalina.
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Obreros y técnicos trabajaban, la mañana del jueves, en la estación San Francisco, una de las 15 paradas previstas para la operación de la Línea 1 del Metro.

La meta del Municipio es concluir las obras en superficie antes de la Semana Santa de este año.

Andrea González, vocera de la empresa municipal Metro de Quito, aseguró que la previsión se cumple y que la plaza ubicada afuera del convento recuperará su aspecto original para el Domingo de Ramos (25 de marzo).

De ese modo, la Procesión de Jesús del Gran Poder que se realizará el 30 de marzo podrá recorrer su trazado habitual y la partida y retorno podrá realizarse en la plaza,  como es tradicional.

La restitución del espacio público arrancó a inicios de este año con la reposición de las 107.695 piedras retiradas en marzo de 2016.

Estas fueron numeradas para que, una vez concluidos los trabajos, retornen a su ubicación original.

En estos cerca de dos años, las piezas que conforman el piso del lugar permanecieron embodegadas en el Parque Arqueológico Rumipamba, en el occidente de la urbe.

Se trata de losas de 26 x 16 centímetros (piso) y de 66 x 42 cm (gradas de acceso).

A finales de diciembre, las calles que limitan con la edificación religiosa (Benalcázar, Bolívar y Sucre) volvieron a ser habilitadas al tránsito.

Según la constructora española Acciona, el uso de la plaza es posible luego de que se edificaran 178 pilotes que sostienen la losa de cubierta de 2.400 metros cuadrados (m²) y esta fuera fundida.

Mientras todo esto ocurre, las obras continúan bajo el suelo, tanto en el sector de San Francisco como en los cercanos plazoleta de Santa Clara y bulevar 24 de Mayo.

En estos dos últimos puntos se construyen accesos secundarios a la estación, la única planificada en el Centro Histórico capitalino.

En la intersección de las calles Benalcázar y 24 de Mayo se construyó, bajo superficie, un intercambiador que recibirá a buses alimentadores.

Mientras tanto, el túnel de conexión entre San Francisco y Santa Clara (255 m) está prácticamente listo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: