Esta tarde habrá una sesión extraordinaria de concejo sobre el tema

El consorcio Acciona-Odebrecht sigue activo

- 09 de agosto de 2017 - 00:00
En el flanco oriental del parque La Alameda se construye la estación del Metro del mismo nombre.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

El grupo hispano-brasileño, encargado de la construcción del Metro, mantiene una disputa interna desde abril.

El Concejo Metropolitano tiene previsto reunirse hoy, desde las 14:00, para conocer sobre la situación legal que atraviesa el Consorcio Línea 1 del Metro de Quito.

La información fue pedida por ediles, quienes exigen que se esclarezca lo que ocurre con el grupo empresarial encargado de la obra.

Esto luego de que el viernes pasado, la empresa española Acciona y la brasileña Odebrecht protagonizaron un cruce de comunicados. La primera aseguró que la desintegración del consorcio había concluido y continuaba en solitario con la obra.

La respuesta de los sudamericanos fue que el proceso no había terminado y seguía, por lo tanto, dentro del proyecto.

La compañía ibérica señaló que su ejecutivo Daniel Núñez había sido nombrado apoderado común del consorcio, en reemplazo del brasileño Sadinoel de Freitas Junior.
Este martes el diario El Comercio publicó que el consorcio reconformado incluso habría sido inscrito en la Notaría 1 de Quito.

Sin embargo, el grupo empresarial original seguía constando como activo en la web de la Superintendencia de Compañías hasta ayer. Asimismo, De Freitas continuaba apareciendo como apoderado común del grupo. El ejecutivo fue quien firmó el contrato para la ejecución de la obra junto con el alcalde Mauricio Rodas el 26 de noviembre de 2015.

A pesar de la disputa, Acciona anunció el lunes la apertura de una línea de liquidez por $ 150 millones, con el objeto de garantizar “la disponibilidad económica necesaria en todo momento para acometer los trabajos programados en el tiempo y la forma previstos”.

La línea de liquidez será renovable de forma anual hasta la finalización de los trabajos, prevista para el primer semestre de 2019.

La puja entre los integrantes del consorcio no ha detenido las obras, que registran un avance superior al 30%. Sin embargo, preocupa que las disputas entre entre Acciona y Odebrecht afecten, en el futuro, la continuidad y los plazos del proyecto.

El contrato del Metro estipula la fórmula para la solución de controversias. En el numeral 20.2 del documento se establece que las disputas se podrán resolver de manera interna mediante la constitución de una comisión para ese fin.

El organismo estará conformado por tres personas, conocedoras de temas de construcción y expertas en interpretación de documentos contractuales. Si alguna de las partes no está conforme con la resolución, puede plantear una transacción amigable.

Si ello no es operativo, la cláusula 20.6 del contrato determina la posibilidad de ir a un arbitraje. Por tratarse tanto Acciona como Odebrecht de empresas extranjeras, estas tienen la posibilidad de pedir un arbitraje internacional.

El 10 de noviembre de 2015, 16 días antes de la firma del contrato de la segunda fase del Metro, el procurador general del Estado subrogante, Rafael Parreño Navas, autorizó al Municipio “para pactar arbitraje internacional en el contrato para la ejecución para la primera línea del Metro de Quito.

El dictamen establece que el proceso se realizará en la oficina de Santiago de Chile de la Cámara de Comercio Internacional.

El dictamen fue ratificado por la misma autoridad el 24 de noviembre de aquel año. No obstante, este sistema no se aplica para desacuerdos entre los miembros del consorcio, sino entre la Alcaldía y los constructores. (I)

DATOS

Las cuatro ofertas técnico-financieras presentadas para la construcción de la segunda fase del Metro de Quito fueron abiertas el 7 de julio de 2014.

El procedimiento permitió descubrir que las propuestas de los consorcios finalistas superaban en $ 500 millones el presupuesto referencial previsto para la ejecución del proyecto.

La Alcaldía inició la búsqueda de recursos. Tras varias ideas decidió aportar los recursos mediante la contratación de un crédito. El préstamo fue aprobado por el Concejo el 31 de agosto de 2015.

El 19 de enero de 2016 arrancaron los trabajos de construcción de la segunda fase del Metro en los terrenos que funcionarán la estación sur y el centro de operaciones del sistema, en Quitumbe.

Los trabajos registran, hasta el momento, el avance superior al 30%. En las obras participan tres tuneladoras que excavarán y construirán 19,1 kilómetros de la vía subterránea.

La primera línea del Metro arrancará con 18 trenes de seis vagones cada uno, lo que generará una capacidad de transporte de hasta 15 mil viajeros por hora (unos 400 mil pasajeros diarios).

La frecuencia de circulación de los trenes está calculada en cuatro minutos entre cada vehículo. El tiempo de recorrido previsto de los 22 kilómetros entre Quitumbe y El Labrador es de 34 minutos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: