En las próximas 2 semanas se tratará de reducir el 11% del nivel de ocupación

El Cabildo declara en emergencia al transporte

- 01 de julio de 2014 - 00:00
Según el Alcalde, el 23% de las unidades del sistema municipal de transporte está en malas condiciones. Foto: Miguel Jiménez/ El Telégrafo

En las próximas 2 semanas se tratará de reducir el 11% del nivel de ocupación

El sistema metropolitano de transporte público de Quito fue declarado en emergencia ayer por el alcalde Mauricio Rodas, atendiendo a un pedido del Observatorio Metropolitano de Movilidad.

Por ello se destinarán $ 229 millones para ser invertidos en la compra de unidades y la repotenciación del parque automotor existente, que transporta unas 900 mil personas por día.

El anuncio lo realizó el alcalde en la estación El Recreo (sur) del Trolebús, donde escuchó quejas de la ciudadanía. María Albuja dijo, por ejemplo, que la espera por las unidades es larga y que esa es una de las razones para las aglomeraciones. “Llevo más de 15 minutos esperando un trole; todos los días es la misma historia”, aseguró la mujer.

Luego, el Alcalde se dirigió a los talleres del sistema, en donde comprobó que algunas unidades se hallan en desuso total durante largo tiempo. “La unidad 102 del Trolebús está sin funcionar 4 años y tenemos otras 2 unidades en esta misma situación”, señaló Rubén Lozano, gerente de Empresa Pública Metropolitana de Pasajeros.

Rodas dijo que de las 235 unidades con las que cuenta el sistema en total (Trolebús, Ecovía, Metrovía y corredores), 58 (25%) están en mal estado, abandonadas y sin uso.

La autoridad anunció que dio paso a la emergencia con el fin de tener facilidades para repotenciar el sistema. “Se adquirirán 40 nuevas unidades y en las próximas 2 semanas se rehabilitarán mecánicamente 16 con el fin de reducir en un 11% el nivel de saturación existente”, dijo. El nivel de ocupación actual sería de 9 personas por m² cuando lo máximo recomendado es 6 por m².

La idea de adquirir 40 nuevos trolebuses y articulados no es nueva. Es más fue parte del proyecto de movilidad quiteña implementado por la exadministración de Augusto Barrera. Como parte del plan se establecieron los corredores suroriental y suroccidental, que permitieron desahogar la demanda sobre el Trolebús.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: