Control de tránsito en Quito será más prolijo

- 23 de septiembre de 2019 - 00:00

Los agentes metropolitanos estarán atentos a los conductores que lleven el celular en las manos y a las mujeres que se maquillan mientras manejan.

Maquillarse, hablar por teléfono o llevarlo en las manos mientras conduce son contravenciones de tránsito comunes que los agentes se proponen erradicar. 

Esa es la disposición que emitió la Agencia Metropolitana (AMT) a su personal  e intensificó los controles.

El objetivo es crear conciencia en los conductores. Esas acciones están consideradas como contravenciones de quinta clase que tienen una multa de $ 58,60 y la pérdida de 4,5 puntos en la licencia.

 Al respecto el director  de la AMT, Danny Gaibor, contó que con frecuencia los conductores aseguran que no están usando el teléfono, pero portan los aparatos.

“Deben entender que los teléfonos no pueden  llevarlos  en las manos cuando están en el volante”.

Paulina Cárdenas es auditora y a diario se traslada desde su domicilio, en Carapungo, hasta el Edén, en el norte de la ciudad.

Habitualmente aprovecha los semáforos en rojo para maquillarse, pero ahora sabe que eso le representará una multa y lo evitará.

“Hoy que están más exigentes hay que evitar estas costumbres para que no afecten al bolsillo ahora que es más difícil situación económica”.

Los operativos continuarán
El funcionario asegura que continuarán los operativos sorpresa en toda la ciudad para retirar vehículos mal estacionados y sancionar a los conductores que manejen en estado de embriaguez. La meta es que Quito se convierta en  una ciudad libre de accidentes de tránsito.

Por ello en las primeras horas del último sábado se detuvo a 59 automovilistas por conducir alcoholizados: 52 en el norte de la ciudad y los siete restantes en el sur.

Patricio P. es propietario de una wincha y fue parte del operativo en la Foch. Él cuenta que casi a diario recibe llamadas de la AMT, en distintos horarios y zonas, para colaborar en operativos.

“Todo depende de las actividades de diversión que exista en la ciudad para que me llamen. Los viernes seguro se va a sectores de diversión nocturna”.

Los vehículos que son retenidos generalmente van al sector de la “Y” donde funcionó la estación norte del Trole, que resulta la más central para los distintos operativos que se efectúan, aunque el destino se escoge precisamente en el momento de la detención cuando se decide.

Para los conductores de transporte público que sobrepasen el 0.1 g de alcohol en la sangre la sanción es la prisión por 90 días y la pérdida de 30 puntos en la licencia.

A la par la Secretaría Metropolitana de Seguridad y Movilidad trabaja en el ordenamiento de los espacios públicos. En días pasados se realizaron operativos en el sector de La Marín y el último fin de semana se lo hizo en el sector de La Mariscal (centro-norte).

“Estos operativos se extenderán de manera indefinida porque queremos que este sector se consolide como una zona de diversión y turismo.  El trabajo institucional es fundamental para garantizar la seguridad de los ciudadanos”, refirió el secretario de Seguridad, Euclides Mantilla, a través de Twitter.

Como parte de la intervención, en el mismo sector también se clausuraron 7 bares-discotecas que no cumplían con la normativa legal.

A través de las redes sociales los ciudadanos se pronunciaron en su mayoría a favor de las acciones desarrolladas, e incluso piden que se lo haga con más frecuencia

“Están bien las acciones, pero deben mejorar cosas como tener los suficientes alcohotectores para no trasladar los mismos de norte a sur”, dijo Juan Pablo Villasa.

Para Ángeles Hidalgo este tipo de controles permitirán salvar vidas porque son las horas donde más se concentran los siniestros.

Pero también hay usuarios que se quejan de tanto control como Sebastián Báez, quien cree que los mismos solo se realizan con fines de recaudación económica.

“Deberían primero preocuparse de que las vías estén en buen estado”.

Sanciones a peatones
Otro de los temas en los que se trabaja es en la concienciación de peatones y ciclistas para que ellos también cumplan las normas de tránsito y circulen solo por los lugares asignados como los pasos cebras, así como las ciclovías.

La idea, a futuro, según Gaibor es que ellos sean sancionados, en caso de provocar un accidente de tránsito, con la misma severidad que determina la ley para el caso de un conductor. (I).  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: