Bomberos continúan labores de monitoreo y liquidación en el cerro Casitagua

- 19 de enero de 2020 - 16:13
Edgar Topa, morador del barrio Santa Clara en el sector de Pomasqui, señala el lugar desde donde las llamas se acercaron a su vivienda.
Telégrafo

El flagelo comenzó el martes 14 pero la topografía irregular del terreno y los vientos cambiantes que soplan en esta zona de Pomasqui, al noroccidente de Quito, hizo que las llamas no pudieran ser controladas hasta tres días después.

Un equipo de 30 efectivos del Cuerpo de Bomberos de Quito realizaba este domingo 19 de enero de 2019 el monitoreo y liquidación donde fue el incendio del cerro Casitagua. El viernes 17 el siniestro se declaró controlado.

El flagelo comenzó el martes 14 pero la topografía irregular del terreno y los vientos cambiantes que soplan en esta zona de Pomasqui, al noroccidente de Quito, hizo que las llamas no pudieran ser controladas hasta tres días después.

Jorge Almeida, capitán y director de operaciones del Cuerpo de Bomberos, declaró el mediodía de este domingo 19 a EL TELÉGRAFO —en el puesto de mando ubicado a la salida de Pomasqui en dirección a la Mitad del Mundo— que “se encuentran aplicando los protocolos nacionales e internacionales que demanda esta situación”.

Almeida señaló que “nos hemos mantenido este sábado y domingo realizando monitoreo y al momento estamos con 30 efectivos, 2  vehículos forestales y 3 logísticos en la parte superior, en la que estamos divisando algunas columnas de humo para liquidarlas totalmente,  ya sea con agua mediante los equipos forestales o realizando acciones manuales socavado el terreno”.

Las columnas de humo que se divisan—aclaró— se deben “a troncos que están prendidos, calientes y el viento los hace humear, pero tenemos personal desplegado en puntos estratégicos y con vehículos accedemos mucho más rápido y podemos liquidar eso para evitar que se reinicie el  incendio”.

El capitán del Cuerpo de Bomberos dijo que también el sábado 18 estuvieron 30 efectivos hasta la 1 y 30 de la mañana, hasta que se constató que no existían columnas de humo y que en la tarde de este domingo 19 se hará una evaluación para determinar si son necesarios mayores recursos. “Nos mantendremos en el lugar hasta cuando no haya focos de ignición”, aseguró.

La topografía del terreno y los vientos cambiantes que soplan en el lugar hizo más difícil la labor, por eso el incendio que se inició el martes 14 solo pudo ser controlado el viernes 17.

Almeida pidió a la población que esté tranquila pues el incendio “está totalmente controlado, pero que si observan a gente que no es del sector deambulando sospechosamente por la zona deben  comunicarse al ECU 911 para operar con la Policía si el caso lo demanda”.

La experiencia de un morador

Edgar Topa, morador del barrio Santa Clara en el sector de Pomasqui, una de las zonas más afectadas por el incendio del cerro Casitagua, recuerda el momento cuando vieron la llamarada que avanzaba hacia sus viviendas el martes 14.

Topa confesó que en aquel momento de pánico no sabían qué hacer pues el área es muy árida y seca y “temíamos que el fuego alcanzara nuestros domicilios”.

El vecino agregó que “no estamos preparados para una contingencia como esta, pues como se observa el carretero no está en condiciones para, de pronto, enfrentar una emergencia y que suban las motobombas, las cuales tuvieron dificultad para acceder hasta acá”.

Acerca de las orientaciones recibidas por los bomberos recordó que pidieron que “tratáramos de humedecer el terreno, pero el agua casi no llega hasta acá y la que sube es un chorro para sobrevivir”.

El morador pidió a las autoridades  que “analicen la posibilidad de regularizar estos barrios para así acceder a los servicios básicos de agua y luz”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP