Vecinos dicen desconocer plan vial del Cabildo

Aún hay dudas sobre la estación centro del Metro

- 30 de marzo de 2016 - 00:00
Personal del consorcio Acciona-Odebrecht colocó ayer un cerramiento de malla alrededor de la zona de la histórica plaza que será intervenida.
Foto: Álvaro Pérez/ El Telégrafo

Los adoquines de la plaza de San Francisco serán retirados desde hoy.

Gloria Ninahualpa preguntaba si la obra que arrancó ayer en la plaza de San Francisco tenía que ver con la renovación de las paradas del Trolebús. Laura, una de sus hermanas, le dijo que había escuchado en las noticias que era “para ese carro que va por debajo de la tierra”.

Las mujeres caminaban por la calle Benalcázar y observaban cómo un grupo de obreros del consorcio Acciona-Odebrecht delimitaba con malla metálica la esquina suroriental del espacio público.

Hoy está previsto que arranque el levantamiento de los 107.695 adoquines que cubren el área en la que empezará la construcción de la estación Centro Histórico del Metro. Las piedras fueron codificadas alfanuméricamente desde el 7 de marzo pasado con el objetivo de restituirlas en su ubicación original una vez que concluyan las obras.

Los adoquines datan de finales de la década de 1940, cuando San Francisco adquirió su apariencia actual y serán guardados en una bodega municipal para garantizar su conservación.

Las hermanas Ninahualpa aseguraron desconocer si los trabajos implicarán el cierre de alguna de las vías que delimitan la plaza (Benalcázar, Bolívar y Sucre). César Morocho, conductor de una de las líneas que circulan por la zona, tampoco conocía sobre la aplicación de eventuales desvíos.

La misma duda mantenían hasta ayer varios ocupantes de los inmuebles que bordean el histórico espacio público.

Jorge Lozano, empleado de un almacén del sector, dijo haber escuchado que “la (calle) Benalcázar se cerraría, en algún momento”, aunque no supo determinar cuándo ocurriría aquello.    

Raquel Loza, quien trabaja en la zona hace un año y medio, tampoco tenía certeza del tema. La dependienta añadió conocer, en general, muy poco sobre lo que implicará la construcción de la estación y consideró que la socialización del tema ha sido escasa.

Esta opinión fue rebatida por Catherine Flores, del almacén de sombreros Homero Ortega, quien aseguró que se han realizado reuniones informativas y que incluso funcionarios de la empresa municipal del Metro recorrieron la zona puerta a puerta.

Flores agregó que hace poco conoció, por ejemplo, que los análisis realizados en superficie mostraron algunos hallazgos bajo la plaza. Uno de ellos sería que hubo 2 osamentas enterradas a unos 6 o 7 metros de profundidad en un punto cercano a la iglesia. Estos restos no complicarían los trabajos.

En tanto, habría una figura circular a unos 2 metros bajo el piso de la plaza, en el sector que será intervenido este martes. Aunque se considera que esta estructura no tendría características arqueológicas será estudiada como parte de la obra.

Mientras tanto, la sucursal del Banco Pichincha que funciona en la casa Benalcázar, que servirá de entrada y salida de la estación, dejará el inmueble el 22 de abril. El plazo inicial concluía esta semana. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: