El número de incendios forestales aumentó el 95% este año en Quito

- 08 de noviembre de 2018 - 00:00
El incendio forestal ocurrido entre finales de septiembre y principios de octubre en el cerro Atacazo consumió 290 ha en Quito y 942 ha en Mejía.
Foto: Archivo / El Telégrafo

El 6 de noviembre en los sectores urbano y rural de Quito prácticamente no llovió, de acuerdo con el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

Solo la estación La Tola, ubicada en el nororiente capitalino, reportó la acumulación de lluvia de 1,1 milímetros durante la caída.

En las seis estaciones restantes distribuidas en el territorio quiteño los datos reflejaron el valor 0 o exiguos niveles de precipitaciones.

El martes 6 de noviembre, sin embargo, el Municipio de Quito cerró oficialmente el plan de prevención y combate de emergencias de la época seca y activó, en su lugar el “Plan Lluvias”.

Éber Arroyo, comandante del Cuerpo de Bomberos de la capital, resaltó que la época seca este año se prolongó 30 días más de lo usual. Añadió que por ello el llamado “Plan Fuego” se aplicó hasta inicios de noviembre.

En el balance final el organismo atendió 2.466 eventos relacionados con fuego en áreas naturales entre julio y octubre pasados.

La cifra aumentó el 95% en comparación con las 1.267 emergencias de este tipo registradas en el mismo período de 2017.

A pesar de esto el número de hectáreas (ha) forestales afectadas por las llamas en los últimos cuatro meses se redujo el 6% los dos últimos años. En 2017 se quemaron 905 ha y este año 849 ha.

La mayoría de incidentes ocurridos en 2018 se trató de conatos de incendios; es decir, de afectación menor a media hectárea.

Los incendios forestales en la capital en la última temporada seca fueron dos, el que  ocurrió en el cerro Atacazo entre el 29 de septiembre y 4 de octubre, que afectó 290 ha en el territorio quiteño y 942 ha en el cantón Mejía.

El otro siniestro de consideración ocurrió en la parte posterior del Pichincha y consumió 111 hectáreas.

Juan Zapata, secretario metropolitano de Seguridad, añadió que en el verano también se registraron la caída de 15 árboles, ventanales dañados y cinco desprendimientos de techos a consecuencia de los ventarrones.

Así mismo, se produjo el rescate de 16 ecuatorianos y cuatro extranjeros extraviados en la temporada. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: