Las autoridades suspendieron las actividades por seguridad

Burbuja de gas obliga a evacuar escuela de Quito

- 28 de abril de 2017 - 09:45
Un millar de estudiantes del colegio San Francisco, cercano al parque La Carolina, fueron evacuados.
Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO

Un olor nauseabundo impidió que aproximadamente 1.200 alumnos del plantel San Francisco de Quito tuvieran clases.

Alrededor de unos 1.200 estudiantes de la Unidad Educativa San Francisco de Quito, ubicada en la av. Naciones Unidas (centro-norte de Quito), vivieron un susto la mañana de este viernes.

Cuando iniciaban sus actividades, alrededor de las 07:15, un olor nauseabundo invadió las instalaciones del plantel y los alrededores, relató la profesora Nancy Pérez.

Debido a la imposibilidad de dictar clases y al temor de que los alumnos resulten afectados, las autoridades decidieron evacuar la institución y llevar a los menores de edad hasta el parque La Carolina, que se halla frente al colegio.

Al mismo tiempo, llamaron a los bomberos para que inspeccionaran la infraestructura educativa y el alcantarillado, en donde se presumía que estaba el problema.

Alrededor de las 10:00, el capitán de bomberos Jorge Almeida atribuyó el mal olor a la formación de una burbuja de gases producto de la descomposición de material.

El oficial descartó que el hecho pudiera repetirse en breve. A esa hora, incluso, el nivel de emanaciones y de explosividad tendía a bajar. No obstante, no se descartaba que personal de la empresa municipal de agua potable y saneamiento inspeccionara la red de alcantarillado para verificar la situación.

La tarde del lunes, la cercana intersección de las avenidas Naciones Unidas y Shyris fue uno de los puntos anegados, el agua producto de una tormenta caída en el centro-norte de Quito causó el colapso.

Al día siguiente, la Alcaldía anunció que la inundación en esa zona se había producido debido al bloqueo del desagüe público de ese sector por una piedra gigante.

A pesar de la disipación del olor y la reducción del riesgo, el Ministerio de Educación determinó suspender las actividades en el plantel durante la jornada de hoy.

Jorge Vera, funcionario de esa cartera de Estado, hizo efectiva la disposición y los niños fueron trasladados al colegio 24 de Mayo para organizar allí su posterior traslado a sus hogares o entregarlos a sus progenitores.

Tras enterarse de la situación, decenas de padres se acercaban al plantel para retirar a sus hijos; al no encontrarlos ahí, se enfadaban. Les preocupaba, también, que los útiles escolares que los pequeños habían dejado dentro de la escuela se extraviaran. Las autoridades armaron un operativo para trasladar los implementos sin problema. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: