Alrededor de 200 personas de Auqui de Monjas sembraron árboles al borde de la quebrada

29 de septiembre de 2011 - 00:00

La actividad comunitaria en el barrio de Monjas ayuda a mejorar su entorno. Los estudiantes del Colegio González Zumárraga sembraron árboles nativos, como arrayanes, pumamaquis, pusupatas y laureles. Esto es  un aporte a  la recuperación de las quebradas y al proyecto Ciudad Saludable.

Carolina Jiménez, quien sembró un laurel, dijo que esto contribuye a mejorar el ornato del barrio y la calidad del aire en la zona.

El  Municipio metropolitano colaboró a través de la Administración Centro facilitando  dos volquetes y una cargadora para recoger la basura del sector.

El proyecto  Ciudad Saludable ha emprendido el trabajo para  cercar 300 metros lineales al borde de la quebrada de Auqui de Monjas, que además sirve para evitar que se vuelva a arrojar basura en el área.

Andrés Ocampo, vecino del sector, dijo que es la  primera vez que  siembra una planta y está oportunidad le sirvió para tomar conciencia de la importancia que tiene. La medida de apoyo será extendida  en la ciudad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: