El alcalde electo de Quito tendrá que decidir sobre pasajes, Metro y basura

- 30 de abril de 2019 - 00:00
El Metro tiene un avance general de construcción del 85%, pero están pendientes temas relacionados con detalles para que pueda operar.
Foto: Cortesía Municipio de Quito

El voto del alcalde Mauricio Rodas permitió que el Concejo quiteño aprobara el reinicio del pago a compensaciones a los transportistas urbanos el 8 de febrero del año pasado.

La resolución, sin embargo, culminaría en julio próximo, mes y medio después de la posesión del nuevo alcalde, Jorge Yunda.

Por ello, uno de los primeros temas que deberá resolver la futura administración capitalina es si mantiene el subsidio de alrededor de $ 23 millones anuales al gremio o actualiza las tarifas del servicio.

El urbanista Fernando Carrión, quien actúa como asesor de Yunda, se muestra partidario del sinceramiento de los pasajes, a fin de que el Cabildo libere recursos para obras.

Jorge Yánez, dirigente de la transportación, afirma que el sector ya ha tenido acercamientos con el nuevo gobierno de la ciudad, aunque se reserva los temas y resultados de las reuniones.

Asimismo, el directivo sostiene que la actual Alcaldía solo canceló la compensación hasta julio pasado y que hay el ofrecimiento de un pago de dos meses más. Además de las tarifas, están pendientes los detalles del entronque de los buses convencionales y el Metro.

Yánez sostiene que sobre la reorganización de rutas y frecuencias hubo dos reuniones: una con Rodas, a la que califica de publicitaria, y otra en la que se estableció un cronograma que -dice- no se ha cumplido.   

Yunda también deberá decidir sobre quién y cómo administrará el Metro, cuál será el sistema de recaudo electrónico que se empleará y sobre el costo del pasaje del tren subterráneo.

Estas definiciones, dice Carrión, debió establecerlas Rodas para que el sistema opere desde este año.

A estos temas se suma el de la normalización del servicio de recolección de basura, que opera con medidas alternativas desde diciembre de 2017, cuando se desató una crisis.

La flota adquirida para solucionar el tema se completa con retrasos y está pendiente la llegada de recolectores de carga lateral, los más necesarios. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: