850 bases celulares se instalarán este año

10 de marzo de 2012 - 00:00

Mediante la ordenanza 042, el Municipio de Quito regularizará alrededor de 800 bases celulares distribuidas por toda la ciudad.

Para ello, las empresas de telefonía móvil que operan en el país deberán obtener la “Licencia Única Metropolitana de Implantación de Estaciones Base Celular”.

La normativa, aprobada por el Concejo Metropolitano el 1 de marzo pasado, busca que los capitalinos reciban un mejor servicio, apegado al Plan de Uso y Ocupación del Suelo, normas de arquitectura y urbanismo, y demás regulaciones vinculadas.

A la ordenanza se sujetarán las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, públicas o privadas, que estén habilitadas por la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones (Senatel).  

Para obtener  el permiso municipal las operadoras deberán pagar una tasa (calculada en función del salario básico unificado), entregar la ficha ambiental de la Senatel, y contar con la señalización de un área determinada especificada por la Supertel, entre los principales requisitos.     

El proyecto de ordenanza fue presentado por el concejal Alonso Moreno, presidente de la Comisión Metropolitana de Ambiente, quien señaló que en la ciudad existen varias zonas con problemas de  comunicación, por ejemplo, en los barrios aledaños a las avenidas Simón Bolívar y Occidental.   

Por ello surgió la necesidad de agilizar la regularización, pues entre abril del 2011 y enero del 2012 apenas se emitieron alrededor de 300 licencias y otras 300 quedaron pendientes. Con la nueva ordenanza se espera legalizar 300 antenas telefónicas y aprobar la instalación de otras 550 bases nuevas. De ellas, el 60% corresponden a la operadora Claro, el 30% a Movistar y el 10% a CNT-EP, a fin de garantizar la calidad del servicio.

Las nuevas bases celulares se instalarán en todo el Distrito Metropolitano, es decir, en las 33 parroquias rurales y en las 32 urbanas. Hasta fines de año se estima que la capital contará con más de 1.800 antenas de telefonía móvil.     

La licencia única es el único documento requerido por el Municipio de Quito, emitido por la Secretaría de Ambiente, que faculta a la operadora la ejecución de la obra o proyecto de una estación base celular, y se obtendrá como autorización previa.   

Ramiro Morejón, titular de la Secretaría Metropolitana de Ambiente,  reiteró que la ciudadanía será la principal beneficiaria, pues se ampliará la cobertura de telefonía móvil a todo el Distrito.   

Con la ordenanza se ampliaron también los plazos para regularizar las 300 bases celulares que por procesos administrativos quedaron pendientes.

Hasta abril del 2011 debían regularizarse alrededor de 800 antenas, de las más de 1.500 instaladas en toda la capital. Pese a ello, los reclamos de la ciudadanía por fallas en el servicio eran constantes, lo que motivó a las autoridades a reformar la ordenanza municipal 229, vigente hasta el 29 de febrero pasado.  Con esa medida, la Municipalidad espera garantizar un buen servicio.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: