El 85% de encuestados de EL TELÉGRAFO está en contra de alza de los pasajes en Quito

- 30 de mayo de 2017 - 11:48
Foto: Miguel Jiménez/ EL TELÉGRAFO

El Municipio de Quito analiza un alza en la tarifa del transporte de la capital. Actualmente, el pasaje es de $ 0,25, monto que se mantiene desde hace 14 años. 

Usuarios del servicio consideran que la medida afectaría a la economía de las familias, sobre todo de quienes diariamente toman cuatro buses (dos de ida y dos de retorno). EL TELÉGRAFO colocó en la red social de Twitter una encuesta, en la que el 85% de lectores se mostró en contra de la medida.

Jorge Ochoa considera que un alza sería "injusta". Opina que sería difícil poder pagar un incremento. "El servicio no estaría acorde al alza y no ha cambiado en absolutamente nada". A  su criterio, lo único que han cambiado son las paradas,"pero los buses están en mal estado, además los ayudantes meten la gente a presión y no tienen una preparación  técnica ni educación".

Patricio Jaramillo cree que para que haya un alza, primero debería existir un "trato selecto" y respetuoso para el usuario. Este  martes se transportó en un automotor que -según dijo- "frenaba demasiado y hacía que la gente se tropiece a cada rato". Por ello, estima que debería mejorar el trato y haber confort en cada unidad de servicio público. Estaría de acuerdo con un incremento si mejora el servicio y trato al usuario. "Que los conductores tengan mejor educación y respeten a los ciudadanos".

Vanessa Figueroa no cree que el servicio es malo, pero consideraque hay aspectos que se pueden mejorar como el transporte de vía rápida. "Da la impresión que faltan buses en la mañana y en las horas pico es difícil transportarse". Una elevación de más de $ 0,30 le preocupa porque es estudiante,"seria un incremento fuerte para la economía de un estudiante. Sugiere que las autoridades sigan reuniéndose para definir una tarifa adecuada que no afecte la economía de los ecuatorianos, "de pronto un incremento gradual sería una buena opción".

María Cristina Ortega señaló que una elevación no le alcanzaría. Es madre de familia y contó que a veces para comprar dos panes le resulta difícil juntar $ 0,24. "Si se alza el transporte se complica tener más de $ 0,30 en el bolsillo, a ratos a las justas llegamos a $ 0,25".

Comentó que los buseros no respetan , "corretean entre ellos, no recogen bien a los pasajeros, hay peligro que se caigan los niños, adultos mayores y las mujeres embazadas".

Luis Barcia opina que el alza resultaría un déficit para las economías de las familias. Ha visto que algunos conductores manejan en forma "agresiva, muy rápido, no respetan las paradas y se van de largo".

María Andrade, también, manifestó que si se decide alzar los pasajes se debe mejorar el servicio. "El servicio no es bueno y por ello no podríamos pagar más". A tenido problemas en cuanto al control de la seguridad, "los conductores se están peleando siempre". Contó que hace poco un bus frenó de "golpe y un señor cayó encima mío y me dobló el brazo, casi me lo rompe". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: