Recuperemos espacios públicos, de las drogas

- 31 de marzo de 2019 - 00:00

Encontrar a jóvenes consumiendo drogas en lugares públicos a plena luz del día se ha vuelto habitual. Malecones, parques y zonas escolares son escenarios de esta realidad que atrapa a miles de jóvenes en el país.

Según el Informe Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad, Ecuador 2016, “el 48% de los y las adolescentes a nivel nacional afirma que en los alrededores de los centros educativos hay drogas (…)”.

Es decir, uno de cada dos adolescentes se encuentra expuesto al mundo de las drogas en los mismos alrededores de los lugares en donde se educan. Si partimos de la premisa que estos lugares se encuentran contaminados, otros como parques, canchas y otras áreas abiertas, se convierten en potenciales centros de expendio y consumo.

La evidencia dice que la recuperación de espacios públicos y el control de las zonas para actividades de esparcimiento  constituyen necesidades urgentes en las que los gobiernos autónomos descentralizados están llamados a actuar. Se trata de asumir su territorialidad y trabajo coordinado con otros niveles de gobierno en materia de prevención.

Desde mi despacho de asambleísta se generó una iniciativa de ley que propone incluir en el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización la prohibición del porte y consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en lugares y eventos públicos.

Así también, y a propósito de la reforma al artículo 220 del Código Orgánico Integral Penal sobre tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas, propusimos a la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional hacer énfasis en la prohibición de tenencia y consumo en espacios restringidos, como plazas, parques y demás destinados a la recreación, e incluir medidas, como terapias y servicio comunitario, tal y como se encuentra desarrollado en países como Chile y Portugal.

El fenómeno de las drogas es complejo y requiere un abordaje integral, en donde no se tema señalar las causas sociales y familiares; y se identifiquen las dificultades que los jóvenes encuentran para construir un proyecto de vida, entre ellas, contar con espacios libres de drogas para su recreación. A recuperarlos. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: