Punto de vista

Alcohólicos Anónimos ha cambiado vidas

15 de noviembre de 2014 - 00:00

Punto de vista

Mis primeros recuerdos de adicciones de adultos mayores son de personas indígenas, emborrachadas por ‘chichas’ fermentadas. No olvidaré a un viejo indígena, borracho, que pegaba a su pareja y cuando yo salí a defenderla, ella me dijo desde el suelo: “Déjale que pegue, si es marido”.

Aquí prevalecían dos cosas importantes: la borrachera por el consumo de chicha y el abuso del marido con la mujer, visto por ella como normal.

El abuso de la chicha de jora en la provincia de Imbabura, especialmente en Otavalo, era absolutamente normal y era común ver indígenas dormidos al pie de la carretera y la mujer acompañándole al marido.

El abuso de las bebidas alcohólicas (cerveza, ron, puro, chicha) es frecuente en las ciudades y en los pueblos. Cuando un amigo llega de visita es común la frase, al ver que no hay bebidas alcohólicas: “Y para qué invitas si no hay trago”. Cuando estuve becado en Bélgica (Lovaina) y en Suiza (Ginebra) pude ver que allá también el consumo de bebidas alcohólicas era muy grande (cerveza, ron, whisky, vino) y las medidas para atacar las adicciones eran poco eficaces.

En una ocasión fui invitado para hablar sobre aspectos médicos del alcoholismo y ahí conocí el trabajo de Alcohólicos Anónimos. Su frase repetida al terminar: “y por estas 24 horas, no me he tomado el primer trago”, para mí fue un descubrimiento extraordinario: cantidad de pacientes alcohólicos que habían enfrentado su adicción con un gesto milagroso.

No decían que nunca más van a beber; reconocían que son ‘dependientes del  alcohol’, pero habían encontrado una salida. Si no se tomaban el primer trago, nadie les podía emborrachar, pese a que seguían siendo alcohólicos. Este es el primero de los 12 pasos que los alcohólicos anónimos utilizan y realizan todos los días.

Los 12 Pasos, las 12 Tradiciones, los 12 Conceptos son ayudas para los consumidores de todas las edades. Como Custodio no alcohólico de Alcohólicos Anónimos trabajé por 10 años con ellos, recorriendo todo el país en reuniones regionales, locales, zonales y conviviendo con esos seres de todas edades. No existen muchos adultos mayores, pero se hace algo para que no lleguen a esa edad manteniendo esta adicción. Por eso mi admiración por Alcohólicos Anónimos y mi testimonio de que es absolutamente eficaz. Esos grupos sirven para la reestructuración de esas vidas fracasadas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: