Campo sintético versus campo natural

- 06 de julio de 2020 - 00:00

Hoy buscamos llevar conocimiento sobre las beneficios y desventajas del césped sintético, versus el campo natural con base en estadísticas de lesiones, condiciones médicas y físicas de los deportistas y niños que hacen uso de ambos. Descartemos excesos de opinión de los fabricantes de insumos y derivados petroleros y extremistas ambientales durante esta observación.

Para quien no lo sabe, permítanme presentarles al BPA, sustancia química que produce desde daños cerebrales hasta linfomas cancerígenos y la cual se deriva del principal material de relleno para campo sintético (basura indestructible, o sea gomas de auto usadas).

Existen más de 200 químicos presentes en ese granulado. Aquí les dejo la tarea para que se informen sobre estos químicos. Estos químicos se alteran con los rayos del sol y la elevada temperatura. Los usuarios están respirando estas sustancias durante su ejercicio, agregando la ingestión y la transpiración de estas sustancias (se filtran en la piel y en la saliva) en un campo artificial que puede registrar un promedio de cero humedad, contraindicativo para el rendimiento deportivo y salud pulmonar.

Es importante apelar a sus líderes comunales para que busquen alternativas, con base en tejidos y rellenos naturales (fibras y cortezas de coco) para reducir los riesgos relacionados con el campo artificial, el cual permite que se haga mejor uso de los escenarios deportivos y da mayores ventajas ante factores climáticos que impiden el uso del escenario en el campo natural.

Se han registrado estadísticas que demuestran que se generan menos lesiones de tobillo en el campo sintético por ejemplo, mientras son notables en el campo natural (por desniveles de terreno). Sin excesos, todo es posible, pero debemos tener consciencia de lo que nos afecta y en qué manera. El deporte es salud, o así debe ser lo menos. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP