Ecuador, 12 de Agosto de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Punto de vista

'Atracción fatal' a la venezolana acecha al Ecuador

'Atracción fatal' a la venezolana acecha al Ecuador
29 de marzo de 2017 - 00:00 - Carol Delgado Arria. Embajadora de la República Bolivariana de Venezuela en Ecuador.

En nombre de nuestro pueblo venezolano -en su inmensa mayoría patriota, consciente y luchador; así como del Gobierno Bolivariano de Venezuela- nos vemos en la obligación política y moral de advertir a nuestros hermanos ecuatorianos sobre un asunto muy grave que pudo llegar a peores. Una representante de la contrarrevolución terrorista que hace estragos de mil modos en Venezuela ha querido entrar a Ecuador. Su plan: intentar exportar su modelo de terrorismo neofascista insurreccional disfrazado de “Revolución de Colores”.

Esta “recatada”, casi “inmaculada” agente encubierta al servicio del terrorismo neoliberal estadounidense se llama Lilian Tintori (LT). Y está bien adiestrada por el imperio para disfrazar sus impresentables planes, victimizándose mediante un falso discurso humanista, progresista y pro derechos humanos. Y es que representar un papel ante los medios no es nada nuevo para ella, solía aparecer en televisión a medio vestir como parte de un “reality show” de la televisión venezolana, que posicionó su imagen como “sex symbol”.

En Venezuela, cabecillas del partido ultra derechista que representa LT han consumado, entre otros, asesinatos selectivos de líderes bolivarianos, carbonización masiva de automóviles particulares, autobuses de servicio público y sedes de organizaciones políticas, contratación sistemática de paramilitares, esbirros y sicarios internacionales, linchamientos por razones ideológicas, tranca violenta de calles, avenidas y autopistas en todo el país, cierre forzoso de empresas e industrias, contratación de francotiradores para disparar contra marchistas, la policía y las Fuerzas Armadas. Y, aunque parezca insólito, hasta han participado en el secuestro, tortura, asesinato y descuartizamiento de una mujer militante de su propia organización.

No hay ética, ni amor por Venezuela o conciencia sobre la Patria Grande Latinoamericana. Para encubrir sus oscuras intenciones esta agente al servicio de un Estado extranjero apela a su condición de mujer joven, de esposa de un supuesto preso político y de madre, usa un tono de voz suplicante y un atuendo blanco de mujer timorata y desdichada generalmente con crinejas, seguramente buscando parecerse a Evita muy cónsono con sus objetivos actuales, aunque en realidad sus intenciones vayan más en la línea del “amor” ponzoñoso y obsesivamente pérfido profesado por Glen Close a Michael Douglas en Atracción Fatal.

No es de extrañar pues que LT haya profanado la bandera ecuatoriana al limpiarse las manos con el símbolo tricolor que Francisco de Miranda, Bolívar y Sucre legaran a las patrias que lucharon juntas por su independencia. Su proyecto nada tiene que ver con Nuestra América profunda empobrecida y desdeñada por el norte, sino con el proyecto recolonizador de América Latina.

LT vino a Ecuador a cometer el delito de injerencia política en las elecciones soberanas de un país extranjero. Su método buscaba aterrorizar a los ecuatorianos diciendo que un candidato en particular de propuesta progresista iba a significar que Ecuador iría hacia el mismo “precipicio socio-económico” que Venezuela. Al enunciarlo así, LT hábilmente buscaba posicionar dos fraudes. El primero, es que sería verdad que Venezuela colapsó víctima del modelo progresista y socialista bolivariano. El segundo, es que la situación venezolana podría automáticamente expandirse a otras latitudes, incluyendo Ecuador. Su discurso se legitima además en la sistemática propaganda de guerra sucia contra Venezuela que difunden obscenamente las grandes transnacionales mediáticas en la región.

El esposo de la versión venezolana de atracción fatal, Leopoldo López, cumple condena de apenas 13 años por causar la muerte a 43 personas al incitar a la violencia. Sin contar cientos de heridos y miles de afectados. Si sus delitos hubiesen sido cometidos en EE.UU. hubiera sido condenado a cadena perpetua o pena de muerte.

Infortunadamente, estas personas están muy lejos de actuar como la oposición democrática que merece mi país, de allí que tuviera ella el objetivo de intentar convencer a los ecuatorianos poco informados de la legalidad y legitimidad de las prácticas arbitrarias y violentas perpetradas por Voluntad Popular en Venezuela. LT quería sembrar la tesis de que los métodos violentos empleados por Voluntad Popular y otras sectas ultraderechistas son también utilizables en Ecuador, promoviendo una democracia formal aunque indignamente al servicio del imperialismo y de mafias financieras globales.

Esta es la entre comillas “Voluntad Popular” que quiere exportar LT a Ecuador. El despliegue del ejército de esbirros y paramilitares de VP y de varios partidos de derecha y ultraderecha en Venezuela ha resultado en la parálisis forzosa de miles de fábricas, unidades de producción agropecuarias, redes de distribución y comercialización.

Mafiosos ligados a la industria del narcotráfico, el contrabando y la trata de personas asociados con casas cambistas en Cúcuta han aceitado los mecanismos para distorsionar el esquema cambiario y generar desvalorización artificiosa del Bolívar promoviendo el desabastecimiento, la pérdida de empleos y el desmoronamiento del ingreso real.

Tras la piel de ovejita de esta agente antipatriota y enemiga de América Latina se encubren las fauces del lobo salvaje y dictatorial neoliberal. Advertimos así que la derecha internacional entretiene la idea de abatir ahora a Ecuador. Y para hacerlo más vertiginosa y ferozmente requieren asumir el poder del Estado. No conformes con detentar todo el poder económico y mediático-cultural, buscan ahora controlar los hilos del poder político del continente.

La justificación de las acciones violentas que promueve VP se basan en que los blancos, los ricos y los pitiyankees poseen el derecho divino a explotar económicamente, dominar políticamente y aplastar mercenariamente a los trabajadores y excluidos, los indios y los negros en Venezuela, en Ecuador y América Latina en su conjunto.

Con base en el expediente de destrucción y muerte de VP, debemos entender que LT y su cofradía enmascarada de partido político venían enviados a instigar una guerra civil en Ecuador en caso de que la opción política derechista de su preferencia no lograra hacerse con el poder, sea por la vía electoral, sea por la fuerza. (O)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Los electores ecuatorianos tendrán que lidiar con al menos cuatro inconvenientes al momento de ejercer su voto, el próximo 7 de febrero de 2021. En primer lugar, porque la forma de votación cambió para elegir a los asambleístas provinciales.

Social media