Comicios de 2014 pueden salvar o hundir partidos

26 de marzo de 2013 - 00:00

Con los resultados de las elecciones del 17 de febrero, el escenario para algunos partidos políticos se definirá por el número de votos que estos obtengan en los  comicios seccionales de 2014.

Para obtener el cálculo de la votación nacional se toma en cuenta la elección de todas las dignidades. En el caso de presidente, asambleístas nacionales y parlamentarios andinos no hay problema, puesto que la elección es de carácter nacional.

En el caso de los legisladores provinciales o por distrito no hay un procedimiento claro, pero aritméticamente se suman todos los resultados y se divide para el número de provincias. Allí se obtiene una cifra nacional que servirá para dar o no “tarjeta amarilla”.

Son cuatro las organizaciones políticas que corren el riesgo de perder su personería jurídica, pues en el anterior proceso electoral lograron menos del 4% de votación o  ninguna representación en el Legislativo.

El artículo 327 del Código de la Democracia determina que el Consejo Nacional Electoral (CNE) puede cancelar la inscripción de una organización política en caso de que “ésta no obtenga el cuatro por ciento de los votos válidos en dos elecciones pluripersonales consecutivas a nivel nacional; o al menos tres representantes a la Asamblea Nacional”.

Agrupaciones como Sociedad Unida Más Acción (Suma), Ruptura, Partido Socialista Frente Amplio (PS-FA), Partido Renovador Institucional Acción Nacional (Prian) no alcanzaron el 4% de la votación, por lo que sus candidatos a la Presidencia de la República, Asamblea Nacional y Parlamento Andino no resultaron electos.

Según los resultados presentados  por el CNE, Suma se adjudicó el  3,76% de las votaciones; le siguen el Prian con 3,06%, Ruptura 2,12% y el PS-AF con 1,69%. De estas tiendas políticas solo el primero obtiene un escaño en la Asamblea, mientras que los socialistas tendrán representantes pero en alianza con PAIS. El resto no logró curules.

En las elecciones de 2014 la ciudadanía escogerá prefectos, alcaldes, concejales y miembros de las juntas parroquiales. Para que los partidos no pierdan su registro electoral deberán obtener al menos el 8% de representantes en las 221 alcaldías del país o un concejal en el 10% de los cantones.

Otras agrupaciones superaron la cifra mínima con escaso margen. Por ejemplo, el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) obtuvo un solo escaño en la Asamblea Nacional (Dalo Bucaram), que contó con el 4,98% de apoyo. La Alianza entre el Movimiento Popular Democrático (MPD) y Pachakutik (PK) obtuvo cinco asambleístas. El porcentaje alcanzado por ellos es del 4,71%.

La consejera Roxana Silva señaló que los partidos deben acogerse al Código de la Democracia, por lo que indicó que deben fortalecerse institucionalmente para recuperar respaldo popular.

Tanto el PRE como la Alianza Plurinacional de las Izquierdas (MPD-PK) deben superar  el 8% de los sufragios en las próximas elecciones. Para cumplir con este objetivo, en los meses siguientes se reunirán para definir sus estrategias electorales.

Fausto Camacho, del Instituto Nacional Demócrata, explicó que los partidos que ahora tienen menos del 4% deben preocuparse por presentar de manera prioritaria candidatos a alcaldes, concejales y miembros de juntas parroquiales. “Los que hoy sacaron el 4%, si es que en la próximas elecciones sacan una votación alta o el número de representantes necesarios, los resultados de 2013 no contarán”, aseguró.

Camacho  mencionó que los partidos que en las elecciones de 2014 no cumplan con el 4% podrán participar en los comicios de 2017, pero ya no con el mismo nombre. De esta manera tendrán que someterse nuevamente al proceso de inscripción, es decir recolectar nuevamente firmas de al menos el 1% del padrón electoral.

Los representantes políticos de los partidos ya mencionados responsabilizan  al método de distribución de escaños por los magros resultados, pues consideran que esa fórmula matemática no toma en cuenta los votos que cada candidato haya obtenido sino el de la suma de la organización, es decir el voto en plancha.  

Paco Moncayo, de Ruptura de los 25, buscaba la reelección como asambleísta nacional. Él mencionó que a pesar de los resultados logrados por su  movimiento no les preocupa el artículo 327.  

El legislador afirma que solo su candidatura obtuvo 560 mil votos. Además indicó que en los próximos meses realizarán, a nivel provincial, reuniones de evaluación, pues la cita nacional se efectuó ya en Cuenca. “El partido no puede perder su vida jurídica, no tiene ese riesgo, pues solo con mi candidatura obtuvimos el 5%. Realizaremos muy pronto encuentros con nuestros cuadros, con el fin de poder participar en los comicios para los gobiernos autónomos descentralizados”, indicó Moncayo.

“En el caso de las alianzas, como son PK-MPD, el artículo rige de la misma manera”, señaló Camacho. Entonces el MPD sí logró la representatividad necesaria en la Asamblea por los cinco escaños obtenidos de manera conjunta con Pachakutik.  La Unidad de las Izquierdas analiza  el escenario de su organización para las próximas elecciones y su continuidad dependerá de las decisiones que tomen las bases de cada organización.

Por su parte Luis Morales, asambleísta del Prian, auguró que su partido obtendrá un buen resultado en los comicios  seccionales y destacó que en la elección del Parlamento Andino la tienda política supera el 4%.

Morales reconoció que su partido tiene  varios conflictos, entre los que citó la demanda interpuesta por el  Servicio de Rentas Internas (SRI) al ex candidato presidencial Álvaro Noboa. “Esperaremos los resultados del CNE, posterior a ello pensaremos en reuniones con los militantes”, expresó.

Nubia Villacís, consejera del CNE, afirmó que los resultados de las elecciones de 2009 no sirven para el registro.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: