El 6 de agosto la militancia votará en elecciones primarias

Tres tendencias políticas fragmentan a Pachakutik

- 20 de julio de 2016 - 00:00
Collage: El Telégrafo

El grupo se divide entre aquellos que apoyan a Correa, los que dialogan con la derecha y la línea de extrema izquierda.

Tres tendencias con visiones políticas diferentes explican un accionar político desordenado del movimiento Pachakutik (PK). De alguna manera esa situación queda evidenciada con los precandidatos presidenciales que surgen en el seno de la agrupación.

El brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), atraviesa el proceso de elegir, bajo la modalidad de primarias a su postulante a Carondelet. Hasta ahora cuenta con 5 alternativas (ver gráfico). El último en presentarse fue el exasambleísta Cléver Jiménez, quien lanzó su postulación la noche del lunes pasado.

“Es la muestra democrática que tiene nuestro movimiento. Ojalá hubieran más que se presenten a las primarias”, manifestó Carlos Pérez Guartambel, titular de la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari) y uno de los precandidatos a la Presidencia.

Es él quien reconoce que al interior de la agrupación indígena hay 3 colectivos que difieren en sus visiones políticas. “Una que se identifica con las políticas del Gobierno de Correa y que está liderada por el prefecto de Chimborazo  Mariano Curicama; otros que están dispuestos a unirse con la derecha con tal de derrotar al ‘correísmo’, como el prefecto de Morona Santiago, Marcelino Chumpi; y la tercera que busca unirse a agrupaciones de izquierda que no estén con el oficialismo”, explicó.

Según el titular de la Ecuarunari, esas tendencias se observan en  cada precandidato, que tiene su base, discurso y perfil. “Cléver (Jiménez) es un fuerte candidato al igual que Lourdes Tibán, ambos destacados por su trabajo en la Asamblea Nacional; Salvador Quishpe (prefecto de Zamora Chinchipe) ha estado en la lucha antiminera; y Patricio Zambrano Romero, de Manabí está activado desde el pueblo montuvio”.

Jiménez, exasambleísta sentenciado a un año de prisión por injuriar al Primer Mandatario, negó que su candidatura divida a Pachakutik. “Tengo el apoyo de varias provincias, organizaciones de pequeños comerciantes y artesanos, que están interesados en participar en estas primarias”.

El exlegislador, quien acusó a Rafael Correa de fingir su secuestro durante el 30S, aseguró que en su caso no está dispuesto a aliarse con la derecha. Para él, los militantes que firmaron acuerdos con partidos políticos de esta ideología, deben ser analizados y de ser el caso, sancionados.

Tibán también estimó que esta metodología al interior de PK no promueve la dispersión. Ella remarca que la suya es la única agrupación que realiza primarias. “Es una manera de que las bases se motiven, así tendremos un único candidato fuerte para agosto”.

Hasta el 22 de julio se podrán presentar candidatos para las internas de PK. Por eso Tibán asume que habrá más aspirantes.

Jorge Herrera, presidente de la Conaie, ve con buenos ojos que haya más precandidatos. “Ojalá, uno por cada provincia, así, cuando las bases escojan, podremos consolidar nuestra unidad y conversaremos seriamente con otras agrupaciones políticas para promover un candidato de la corriente”.

Sin embargo, el libro ‘Los indígenas y la política’, de José  Sánchez Parga (2013), justamente destaca el fenómeno que ocurre al interior del movimiento. Indica que PK no consolida una representación política (...) porque la lógica y dinámica de la representación no corresponde a la de los pueblos indígenas y sus movimientos sociales: mientras que estos se fortalecen en la conducción social de su diversidad, la representación política requiere más bien de una unidad”.

El carácter pluricultural de PK  hace muy aleatorio el componente indígena del partido y de muchos de sus representantes políticos. “Es tan contingente el carácter étnico de Pachakutik que, sobre todo en relación con el Gobierno y en circunstancias electorales, dirigentes indígenas o no indígenas abandonan el partido para integrar otras alianzas políticas”, señala el texto.

En todo caso, el 6 de agosto próximo la militancia acudirá a las direcciones provinciales del Consejo Nacional Electoral (CNE) para votar por su opción. “Este sistema es muy barato y creo que no saldrá por más de $ 15.000”, indicó Jiménez.

PK obtuvo 5 prefecturas en Cotopaxi, Orellana, Morona Santiago, Zamora y Chimborazo en las elecciones seccionales de febrero de 2014. En todo el país, el partido ganó 29 alcaldías, 132 concejalías urbanas y 160 titulares de juntas parroquiales.

Sin embargo, en las últimas elecciones presidenciales sufrió un bajón tras su alianza con el extinto MPD, que de manera conjunta  postularon a Alberto Acosta, quien quedó en sexto lugar.

Ese magro resultado es el que quiere evitar y por eso busca un candidato propio. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: