Las posturas ideológicas son ambiguas, según el analista Paz y Miño

La centroizquierda en el país se reduce a 3 partidos (encuesta)

- 07 de junio de 2016 - 00:00
Collage: El Telégrafo

La tendencia surgió de la formación de la socialdemocracia de Europa. Recogen partes del capitalismo y el socialismo.

Es una tendencia que no se alinea con la derecha capitalista, pero tampoco se acerca a la izquierda socialista y marxista. Es la llamada centroizquierda, una preferencia política que no es nueva en Ecuador o el mundo. Hoy es utilizada por sectores y movimientos para evitar, en determinadas ocasiones, encasillamientos ideológicos.

En Ecuador, esta tendencia apareció en la década del 70 con las desaparecidas organizaciones políticas Izquierda Democrática (ID) -cuya dirigencia busca su reinscripción- y el Partido Demócrata. Incluso hay analistas que incluyen a la antigua Democracia Popular.  

Aunque existen tratados y análisis que indican que esta tendencia nació a finales del siglo XIX en Europa central, esta cobró fuerza y vigencia una vez que culminó la Segunda Guerra Mundial.

Para el exdocente universitario Juan Centurión, la centroizquierda  nació de la socialdemocracia alemana con el fin, según su criterio, de frenar el avance del comunismo que se enraizó en esa época en Europa del Este, encabezado por la Unión Soviética.

“El mundo se había polarizado entre capitalismo y socialismo, este último venía con su avance desde Europa del Este, que se caracterizaba porque no existía la propiedad privada. Los europeos para contener el avance del movimiento obrero impulsaron la socialdemocracia, para decir que eran socialistas pero democráticos, o sea, dentro de la libertad, pero a qué libertad de empresa se referían”.

Centurión destaca entre los artífices de la socialdemocracia europea a Olof Palme, exprimer ministro de Suecia, porque sin ser simpatizante del socialismo, consideró que los ingresos del Estado debían favorecer a la población, y proveer de acceso a medicina gratuita o barata, educación pública óptima y otros beneficios.

Palme ejerció influencia en los países de Europa del norte y central, incluso su muerte, en un atentado, en 1986 conmocionó al mundo político de entonces.

Según el analista Juan Paz y Miño, el concepto de centroizquierda es más bien ambiguo actualmente; “no hay un concepto preciso que establezca con claridad qué partidos tienen una tendencia exactamente que se denomina de centroizquierda”.

Recalca que este concepto se aplica a aquellos partidos y movimientos que sin ser de derecha tampoco orbitan alrededor de los partidos de la izquierda marxista; en principio cuestionan el capitalismo, pero también el socialismo y comunismo.

En Ecuador, a más de la ID y el PD, hubo otras organizaciones que surgieron hasta en la década del 80  identificándose como tal, por ejemplo el también desaparecido Frente Radical Alfarista  (FRA) y el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), sin excluir a Concentración de Fuerzas Populares (CFP), estos 2 últimos más bien de corte populista.

Según Paz y Miño, en la actualidad se podría considerar al partido Avanza, liderado por Ramiro González, exministro de Industrias de este Gobierno, como una organización de centroizquierda; ya que un buen número de sus militantes y partidarios proviene de la desaparecida Izquierda Democrática.

“Existen otros cuya postura no es muy clara en cuanto a su tendencia o ideología, pero se autodenominan como tales, ese es el caso de Unidad Ecuatoriana, que preside el exfiscal Washington Pesántez”, manifiesta.

Respecto al recientemente creado movimiento Fuerza Ecuador, presidido por Abdalá Bucaram Pulley, afirma que es más bien una herencia de lo que fue el PRE, pero que no tiene una clara definición ideológica.

Sobre Unión Ecuatoriana afirma que esta agrupación es más bien unipersonal, porque gira en torno a su presidente Pesántez.

Respecto a la definición ideológica, Unión Ecuatoriana explica en su página que es un movimiento político de tendencia centroizquierda, pero pluralista e incluyente, porque reconoce los aportes de la derecha innovadora y de la izquierda social.    

“Que nos consideren la tercera opción, la tercera vía política del país; nada de extremismos, sino una ideología centrada en la experiencia y la dignidad, debemos cambiar el insulto y la explotación por el respeto y oportunidades de desarrollo ciudadano”, sostiene Pesántez.

Bucaram Pulley califica de la misma forma a su organización y, con el fortalecimiento de su movimiento, busca unirse a todos los sectores llamados de centroizquierda. (I)

PARTICIPE EN NUESTRA ENCUESTA

Ver resultados de encuesta

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: