Hasta el momento ya hay 134 propuestas registradas en el portal

Un banco cuyos activos son las ideas innovadoras

- 04 de julio de 2014 - 00:00
En el nuevo portal habilitado cualquier ecuatoriano emprendedor puede promocionar su propuesta. Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Hasta el momento ya hay 134 propuestas registradas en el portal

Potenciar el bien intangible más importante de Ecuador: el conocimiento. Este es uno de los retos del Gobierno Nacional y para lograrlo, ayer se presentó el portal electrónico  www.bancodeideas.gob.ec. En el sitio se pueden registrar proyectos, investigaciones y prototipos para recibir apoyo, y así desarrollar el componente creativo, tecnológico e innovador que requiere el país.

El lanzamiento del portal se realizó de manera presencial y virtual, simultáneamente en 5 ciudades del país: Quito, Guayaquil, Cuenca, Portoviejo y Urcuquí (Ciudad del Conocimiento Yachay). La intención es financiar y dar a conocer iniciativas innovadoras y que se apliquen en las diferentes actividades para cambiar la matriz productiva.

“Es tiempo de pasar a la utilización de bienes infinitos como el conocimiento, las ideas y la innovación, y dar ese salto cualitativo para tener una economía del conocimiento, en la que se apueste por la ciencia y la tecnología para el desarrollo del país”, dijo René Ramírez, secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación durante la presentación.

Los interesados tienen primero que registrar sus datos en el Banco de Ideas (portal web), crear un perfil y posteriormente ingresar su tesis universitaria, proyectos, investigaciones, emprendimientos o tecnologías de interés común.

Una vez inscrita esta iniciativa, el autor recibe recursos semilla (apoyo financiero) e ingresa a una incubadora de ideas para que se desarrolle la propuesta.

Los participantes del Banco de Ideas también pueden entablar contacto con otros innovadores (incluso en el exterior) y establecer redes de trabajo para mejorar sus proyectos. Por el momento están registrados 134 proyectos en el Banco de Ideas.

Una vez que las ideas maduren se transformarán en bienes y servicios, que resuelvan problemas o  necesidades sociales fomentando el desarrollo productivo y el buen vivir de la sociedad.

Jorge Glas, vicepresidente de la República, estuvo a cargo del lanzamiento de la plataforma junto al titular de la Senescyt.

Para Glas lo importante es que las ideas vayan “más allá de los laboratorios, que tengan ese valor agregado para generar desarrollo productivo en el país”. Agregó que se busca “construir un nuevo Ecuador que fundamente su economía en los recursos infinitos”.

Tanto la Senescyt como la Vicepresidencia aspiran a que el portal sea un repositorio de soluciones a las diferentes problemáticas de las actividades productivas en el país, “por eso será vital que participen la ciudadanía, comunidad universitaria, empresa privada y otros actores”, dijo el Vicepresidente.

En Guayaquil, la coordinadora zonal 5 de la Senescyt, María José De Luca, explicó que cualquier emprendedor ecuatoriano puede subir su propuesta a la plataforma. Cada proyecto será evaluado por un comité de expertos de alto nivel, que fortalecerá el material a nivel técnico, económico y jurídico.

Agregó que las más creativas serán destinadas “a ecosistemas extranjeros que hacen innovación, para que puedan ver otras experiencias”, en un plazo de 5 semanas.

La Senescyt reconoce que una buena idea no es suficiente y un emprendedor requiere de buenos contactos o inversionistas.  De ahí que la intención es también permitir que los inversionistas encuentren un catálogo de proyectos, decidan los de su interés y ofrezcan su aporte económico.

DOS JÓVENES DE LA ESPOL PROPONEN UN NUEVO PLÁSTICO

El proyecto de intercambio iónico con la zeolita e ingreso a la matriz polimérica del polietileno es una de las propuestas que ya forman parte del Banco de Ideas que creó la Senescyt. Denis Viera, uno de los creadores del proyecto, explicó que se trata de crear un nuevo plástico, que será procesado con una especie de tierra llamada zeolita, el cual tiene propiedades antibacteriales.

Con ello esperan que el material se use en el embalaje del banano “para protegerlo del ataque microbiológico de las importaciones”. Viera señaló que esta propuesta surgió junto a su compañero de tesis Diego Sánchez, quien también es egresado de Ingeniería Química de la Espol.

Ambos conocieron el funcionamiento del nuevo Banco de Ideas y comprendieron “que no se trata de robarnos la idea sino de aportarla a la sociedad para que un inversor ángel (personas o entidades con experiencias en negocios) se interese en nuestro proyecto”, según Sánchez. El joven, de 24 años, aspira a que la propuesta genere un aporte al cambio de la matriz productiva.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: