Países definen estrategia ante la crisis migratoria

- 03 de septiembre de 2018 - 21:20
Los representantes diplomáticos conformaron mesas de trabajo para escuchar las propuestas y definir las acciones que serán difundidas este martes 4 de septiembre.
Foto: Cancillería

En Quito, los delegados de 13 naciones expresaron su preocupación por los extranjeros que viven en Venezuela, quienes llegaron en época de bonanza.

Los tentáculos de la crisis de Venezuela se expanden. No solo atraparon a los 2,5 millones de ciudadanos que recorren el continente en busca de un trabajo sino que también afectan a centenas de miles de personas que fueron al país “llanero” en su época de bonanza petrolera.

Cómo ayudarlos es uno de los cuatro puntos que se discuten en la cumbre de Quito que reúne a 13 países americanos, pero que no contó con la presencia de Venezuela.

El encuentro arrancó con la bienvenida a los delegados de Argentina, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Colombia, Chile, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, y Uruguay. Además de los representantes de organizaciones mundiales y regionales.

El canciller subrogante, Andrés Terán, ratificó que la intención del encuentro es intercambiar información, criterios y buenas prácticas para articular una repuesta ante la migración inusual de los ciudadanos venezolanos.

El representante de las Naciones Unidas en Ecuador, Arnaud Peral, celebró la intención de enfrentar regionalmente esta crisis, a la que calificó como “histórica”.

En los últimos cuatro años 2,5 millones de personas salieron de Venezuela y un millón de ellas pasaron por Ecuador para seguir su ruta hacia el sur del continente.

No obstante, 200.000 decidieron quedarse en Ecuador y a 90.000 se les entregó visas que les permitan permanecer legalmente en nuestro país. La historia se repite en mayor y menor grado en el resto de países del continente.

Por eso, los delegados internacionales aceptaron la agenda de trabajo que propuso Ecuador y las actividades que se realizaron el lunes 3 de septiembre y las que se cumplirán este martes 4 de septiembre.

El plan de trabajo se dividió en cuatro puntos importantes. Uno de ellos tuvo acogida y fue destacado por el representante chileno, Raúl Sanhueza, quien dijo que se debe ayudar a los cientos de miles de extranjeros que emigraron a Venezuela durante el auge petrolero o escapando de dictaduras.  

Las delegaciones brasileña y uruguaya también anticiparon que será fundamental definir las acciones de esa población que todavía se mantiene en el país “llanero”.

También se prevé que este martes 4 de septiembre se difunda un plan continental para atender a los sectores más vulnerables de esta migración (niños, adolescentes, mujeres y adultos mayores); luchar contra delitos que los afecten y solicitar ayuda internacional para afrontar esta problemática. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: