Entrevista / Paola Pabón / Subsecretaria de gestión política y gobernabilidad

“Quito ha sido y será una capital revolucionaria”, Pabón

- 22 de julio de 2015 - 00:00
Foto: Fernando Sandoval/El Telégrafo

Entrevista / Paola Pabón / Subsecretaria de gestión política y gobernabilidad

Su trabajo con los sectores sociales del sur de Quito la catapultaron a la Asamblea. Hoy esas tareas las retomará, pero a nivel nacional, Paola Pabón, quien asumirá desde mañana la Subsecretaría de Gestión Política y Gobernabilidad.

“Mi primera tarea es poder hacer de esta subsecretaría el espacio donde las organizaciones y sectores populares puedan llegar a plantear sus observaciones y sus propuestas para que desde aquí se canalicen a los distintos ejecutores de política pública nacional”, adelantó.

¿A qué obedece este cambio de función?

Esta ha sido una invitación que me  hizo el compañero Presidente. He valorado la decisión de asumir desde la subsecretaría un rol que pueda fortalecer lo que la Revolución Ciudadana ha hecho en estos 8 años, que es generar diálogo, discusión y construir con las distintas organizaciones sociales y de base el proceso de cambio y transformación en democracia y sin violencia.

¿Cuál es la prioridad política en torno al llamado al diálogo nacional que impulsa el Ejecutivo?

En este momento es importante hacer una valoración de las distintas demandas. Primero hay un sector que busca a través del diálogo y la discusión puntos de acuerdo con el Gobierno en algunos temas relevantes. Creo que hay que diferenciar de otros sectores que tienen una agenda preelectoral establecida y en esa lógica hay una serie de demandas políticas de ciertos grupos e intereses que se expresan. Esas posiciones en democracia son legítimas, lo que no es válido son los intentos de desestabilización de los sectores  que buscan, a través de la violencia, generar condiciones de temor en la ciudadanía. Creo que en esa lógica el reto es abrir los espacios de diálogo, sobre todo desde los territorios.

¿La intención es fortalecer una plaza como Quito, donde más confrontación existe al momento?

Uno de los roles que debe asumir esta subsecretaría es precisamente la figura de gobernar y articular sobre todo la gestión del Ejecutivo en Pichincha. Creo que Quito ha sido y será una capital revolucionaria y en esa lógica es importante que podamos hacer esa conexión con los sentimientos y expectativas que tenemos aquí.

¿Qué objetivos políticos concretos tiene este proceso?

El alcance es de mediano y largo plazo. Creo que lo importante es generar condiciones para un diálogo sostenido porque  planteamos el proceso de la Revolución Ciudadana como una apuesta ambiciosa de largo alcance y lo que deseamos es establecer un punto que nos junte y nos conecte con la ciudadanía. Mi rol pretende juntar al Gobierno Nacional con los gobiernos autónomos, locales; y en esa lógica generar diálogos que no solo afronten temas de coyuntura, sino que nos permita sostener este proceso de revolución de forma permanente. Queremos generar condiciones de gobernabilidad en las 24 provincias del país.

¿Cuál será la primera acción que realice como subsecretaria?

El jueves tenemos un encuentro con el compañero Presidente, los gobernadores, jefes y tenientes políticos para hacer una lectura de lo que pasa a nivel nacional y determinar cuáles son las demandas en el territorio y así orientar en qué condiciones asistimos al diálogo que nos permita construir esta realidad que apunte a hacer cambios en democracia y con estabilidad.

¿Con qué actores de la oposición se va a continuar el diálogo?

Tengo un interés específico en abrir el diálogo a las organizaciones sociales; creo en el rol fundamental que han jugado para poder fortalecer la democracia desde el año 78. Me interesa mucho articular el diálogo con las mujeres y los jóvenes del país. Creo que esta es una revolución que ha puesto en marcha la pelea por los más necesitados.

¿Qué acciones se emprenderán para afrontar el paro de la Conaie?

Es importante analizar la demanda que plantea la Conaie. Creo que se debe hacer una distinción de los actores que conforman los pueblos y nacionalidades indígenas. Hay los que quieren construir un cambio y sus necesidades deben ser escuchadas y procesadas. No se puede decir que toda la plataforma no responde a demandas reales, tampoco generalizar que todos los dirigentes del movimiento indígena buscan inestabilidad en el país. Hay hombres y mujeres que no están interesados en hacer oposición, sino en sus demandas históricas, como la tierra, el agua, la propiedad comunitaria, etc.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP