Los periodistas se convirtieron en el blanco de las protestas

- 14 de octubre de 2019 - 00:00
Periodistas que se acercaban a los manifestantes recibían insultos y, en algunos casos, eran golpeados y despojados de sus teléfonos celulares.
Foto: Archivo / ET

“He trabajado con honradez, con transparencia (…). Si uno de ustedes tiene alguna prueba de que soy corrupto, pueden hacer conmigo lo que quieran”. Eso decía el reportero Álex Cevallos, de Ecuavisa, frente al Ágora de la Casa de Cultura repleta de manifestantes indígenas, dolidos por la muerte de uno de los suyos.

Ninguno contestó. Nadie pudo acusar al periodista. Sin embargo, en las últimas dos semanas las agresiones a los reporteros se incrementaron en el país. ¿Por qué? La respuesta nace hace una década, cuando el gobierno de Rafael Correa dijo que los medios y los periodistas eran enemigos políticos y los llamó “prensa corrupta”.

Para Vicente Ordóñez, de diario El Universo y expresidente de la Unión Nacional de Periodistas, el objetivo de ese Gobierno fue afectar la credibilidad de los periodistas para mantener un escudo y tapar la corrupción.

A pesar de que Correa está afuera del poder, su herencia sigue presente en el imaginario social. Durante la paralización por la eliminación de los subsidios a los combustibles, nuevamente se escucharon las palabras “prensa corrupta”. Una parte de Teleamazonas quedó destruida por el ataque que sufrió este sábado.  

Para el periodista Arturo Torres, detrás de esta provocación, existe un plan orquestado para mostrar a periodistas reaccionando, tomando partido y de esta manera restarles imparcialidad y neutralidad. “Los infiltrados están ejecutando un plan estratégico para antagonizar a los actores. Están azuzando la polarización”.

Eso lo vivieron el miércoles pasado  periodistas de TC Televisión, Ecuador TV y GamaTV, cuando algunos manifestantes intentaron entrar a la fuerza a la terraza del edificio donde estaban transmitiendo. Para escapar, algunos periodistas optaron por cruzar una pequeña cornisa levantada a varios metros de altura poniendo en riesgo su vida.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos aseguró que 30 periodistas y reporteros gráficos denunciaron agresiones de agentes estatales y manifestantes. Este balance fue antes de la retención de 27 reporteros en el Ágora. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: