El paro de octubre dejó secuelas que aún persisten

- 20 de enero de 2020 - 00:00

El sector agrícola del país registra pérdidas por los 12 días de movilizaciones de octubre de 2019. De acuerdo con cifras del Banco Central superan los $ 41 millones.

Las graves afectaciones que dejaron los 12 días de protestas de octubre de 2019 —tanto en infraestructura, producción, caos social y actividades económicas— persisten entre los sectores perjudicados.

La semana anterior, la gerenta del Banco Central, Verónica Artola, informó que los daños y pérdidas ocasionados al país, como resultado del paro nacional del 3 al 14 de octubre, ascienden a $ 821,68 millones.

De dicho monto, $ 120,07 millones corresponden a daños a bienes muebles e inmuebles y $ 701,62 millones a pérdidas económicas por ingresos no percibidos por falta de ventas. Solo el sector productivo (agricultura, industria, comercio, servicios y turismo) perdió alrededor de $ 465 millones.

En ese rubro está el sector bananero. Richard Salazar, de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), indicó que las protestas impidieron la movilización de la fruta hacia los diferentes puertos de embarque.

“En esos días se dejó de exportar cerca de 2 millones de cajas de banano, lo que representó un perjuicio aproximado de $ 20 millones”, mencionó Salazar.

También hubo inestabilidad en el productor respecto a realizar nuevos cortes de banano por temor a que el paro persista.

En NotiMundo, el presidente ejecutivo de Expoflores, Alejandro Martínez, señaló que en el sector florícola el golpe fue duro porque “cuando los invernaderos dejaron de producir, miles de flores fueron arrojadas a la basura”.

“La recuperación no es inmediata, depende mucho del maltrato de la planta, en unos casos veremos resultados en este mes y en otros en junio…”, acotó el directivo.

Enfatizó que de los $ 41,79 millones en pérdidas que registra el sector agrícola por las movilizaciones de octubre pasado, entre
$ 19 y $ 21 millones corresponden al sector florícola.

Por ello, el sector productivo espera que la situación de octubre no se repita, y si pasara, que el Gobierno dé las garantías para circular por las vías con seguridad para que la producción y la comercialización de varios bienes agrícolas exportables continúe.

“En esos días lo dijimos, y lo reitero ahora, el país lo que necesita es trabajar, producir, no protestas, peor vandalismo”, acotó Salazar.

El comercio fue otro sector perjudicado, ya que grupos delictivos causaron graves destrozos en los locales.

Uno de ellos fue el de Santiago Mancheno, propietario de la tienda de bicicletas Raptor, en Quito. Le robaron 50 bicicletas, además de repuestos, accesorios y varias herramientas. Su perjuicio bordeó los $ 25.000.

En el paro los agentes policiales también sufrieron las consecuencias. Hubo 435 heridos y solo en Quito se registraron 276 lesionados.
Uno de los afectados fue el cabo Joseph Proaño, del GOE, quien recibió el impacto de una bomba casera que le explotó en la pierna izquierda, lo cual lo dejó sangrando en el suelo.

Sus compañeros intentaron darle los primeros auxilios, pero los manifestantes les seguían agrediéndoles. El hecho preocupó a su madre, quien llegó a Quito desde Tulcán. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP