Moreno: “He dispuesto iniciar el proceso de eliminación de la Senain”

- 20 de marzo de 2018 - 00:00
El alto mando policial se reunió ayer con el Mandatario, a quien le deseó un feliz cumpleaños. En el Cambio de Guardia también fue festejado Moreno.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

El Presidente basó su decisión en dos razones: la austeridad que atraviesa el Gobierno Nacional y el clamor ético que exige la ciudadanía. La entidad estaba acusada de llevar a cabo tareas de espionaje contra políticos.

El presidente Lenín Moreno anunció ayer la eliminación de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain). Esta entidad fue creada el 8 de junio de 2009 durante la administración de Rafael Correa y ha sido objeto de críticas por parte de la oposición.

La medida fue anunciada por el primer Mandatario, Lenín Moreno, durante el espacio El Gobierno Informa, que se transmite todos los lunes. Allí el gobernante aclaró que esa acción administrativa obedece a la austeridad que vive el Ejecutivo.

Desde hace poco la Secretaría contaba con un nuevo titular.

El Mandatario había nombrado, mediante decreto ejecutivo, a Jorge Costa Palacios para que reemplazara a Rommy Vallejo, quien presentó su renuncia irrevocable a su cargo el pasado 21 de febrero.

Él se desempeñó en el cargo desde marzo de 2014, es decir estaba en el puesto desde la administración de Correa.

Vallejo había sido objeto de cuestionamientos puesto que la oposición consideraba a la Senain como una herramienta de persecución.

En esa línea, ayer el Mandatario afirmó que la eliminación surgió del clamor ético que exigía la ciudadanía. “Estamos trabajando en la institucionalidad adecuada para garantizar los objetivos de seguridad del país, insisto, del país”, manifestó.

Críticos del anterior gobierno consideran que esa Secretaría, que nació cuando se reemplazó a la Ley de Seguridad Nacional (1979), fue una pieza política para ejecutar espionaje. Las acusaciones nunca han sido probadas ni han llegado a los tribunales. El anterior gobierno siempre defendió su existencia. Por ejemplo, en el enlace ciudadano del 18 de julio de 2015 el entonces presidente Rafael Correa expresó que “la Senain no es mala, es buena”.

La creación de esa institución nació en el contexto del bombardeo de Angostura, en 2008 y las posteriores acusaciones del entonces presidente colombiano, Álvaro Uribe, de supuestos vínculos del gobierno ecuatoriano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El gobierno cuestionó la inteligencia nacional en aquel momento por estar ligada a Estados Unidos. Bajo ese escenario, la Senain fue creada con el objetivo de “garantizar la seguridad pública y del Estado y el buen vivir”.

Sin embargo desde su creación, la Secretaría que operaba en una de las mansiones incautadas a los hermanos Isaías, en la capital, siempre estuvo inmersa en la polémica.

Según la oposición, la Senain estuvo detrás del espionaje a los yasunidos, y a los políticos Fernando Villavicencio y Kléber Jiménez.
Destaca también lo ocurrido en septiembre de 2015, cuando el portal BuzzFeed informó que la Senain contrató por $ 4,6 millones a la empresa Emerging MC para que eliminase de los portales web los contenidos negativos en contra del exmandatario. También se la cuestionó por seguir a políticos de oposición como Guillermo Lasso  y al alcalde de Quito, Mauricio Rodas.

Una investigación del año pasado de la Flacso informó que la Secretaría durante los últimos cinco años había recibido alrededor de $ 270 millones. Tan solo en 2014 fueron asignados a sus arcas más de $ 66 millones.

A pesar de ello, los autores de la investigación de la universidad determinaron que la conformación de la Senain “estaba determinada por la ejecución de una inteligencia proactiva, que sea capaz de prever los riesgos para la sociedad ecuatoriana, algo que el sistema actual de inteligencia no es capaz de prever”.

La Senain también está envuelta en la polémica del fiscal Carlos Baca Mancheno.

Según sus detractores, el ahora fiscal recibió recursos de la Secretaría cuando era presidente de la comisión que investigó los hechos del 30S, cuando se produjo una rebelión policial. Baca ha negado la información y el supuesto informe de la Contraloría, que recoge esos pagos, aún no aparece. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: