Marcha dejó policías golpeados y detenidos

- 07 de julio de 2018 - 00:00
Miembros de la Policía controlan a un grupo de manifestantes que intentó cruzar con dirección a la Plaza Grande, según se informó.
Foto: AFP

Durante la manifestación de simpatizantes del expresidente Rafael Correa se produjeron actos violentos, lo que causó la aprehensión de 11 personas.

Un saldo de once manifestantes detenidos, ocho policías con heridas leves y reporteros de televisión agredidos dejó la movilización de simpatizantes del expresidente Rafael Correa, el pasado jueves en Quito.

Los partidarios se aglutinaron en el parque El Arbolito y en marcha se trasladaron hasta la plaza Santo Domingo.

Pasadas las 15:00 simpatizantes de Correa, entre los que destacaban exfuncionarios, como Ricardo Patiño y asambleístas del bloque denominado de la Revolución Ciudadana, encabezaron la manifestación contra el Gobierno y a favor del exmandatario.

Al llegar a la calle Mejía, con dirección a la Plaza Grande, los manifestantes empezaron a lanzar objetos a los uniformados que controlaban el orden.

Como resultado de aquello ocho policías de la Unidad de Control del Orden fueron impactados, por  lo que tuvieron que ser trasladados hasta una ambulancia para recibir primeros auxilios.

La agresión se extendió a tres reporteros del canal Ecuador TV, que cubrían la marcha. Ellos fueron blanco de insultos y golpes.
Además, camarógrafos del canal Teleamazonas también sufrieron ataques por parte de algunos manifestantes.

La acción motivó el rechazo de los medios públicos, que a través de un comunicado anotaron que “el equipo de Ecuador TV recibió golpes, impacto de piedras” y que incluso intentaron robarles la cámara de vídeo.

“Cuando la violencia caracteriza a un colectivo, debe recibir el rechazo de la sociedad en general. Los Medios Públicos viven ahora en un ambiente de democracia y ciudadanía. Atrás quedaron los días en que eran utilizados como medios de propaganda y de Gobierno”, decía el comunicado difundido en la página web de los Medios Públicos.

La Policía también reportó la detención de 11 manifestantes por lanzar piedras y objetos contundentes a los uniformados.

Según explicaron en el Departamento de Comunicación de la institución, los aprehendidos fueron llevados hasta la Unidad de Flagrancias para el trámite de ley.

En el sitio constataron que tres de los ciudadanos detenidos por las agresiones registraban antecedentes penales por homicidio, robo, tenencia de sustancias ilegales y destrucción de bienes.

El operativo, que estuvo a cargo del coronel César Zapata, “se basó en el irrestricto respeto a los Derechos Humanos, sin uso de la fuerza ni de ningún tipo de armas, a fin de garantizar la integridad de las personas que marchaban”, se informó.

El Ministerio del Interior también emitió un comunicado en el que indicó que en reiteradas ocasiones los policías de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) llamaron a la calma a los manifestantes que utilizaron objetos contundentes como piedras, palos y juegos pirotécnicos contra los servidores policiales.

Al finalizar la marcha se registraron daños a bienes públicos, además de paredes de edificios privados y públicos rayadas.

Ricardo Patiño, exfuncionario de gobierno y participante de la protesta, manifestó que insistieron a sus seguidores en que la marcha era pacífica. “Lo dijimos reiteradamente y si hubo personas que actuaron con violencia lo hicieron alejadas de la conducta y de los lineamientos que advertimos”, manifestó.

Patiño aseguró que “un coronel de la Policía se acercó para decir que nos darían protección, por eso estuvimos pacíficamente todo el camino, y si alguien actuó de diferente manera vamos a investigar quiénes son porque eso no corresponde con lo que hemos orientado a nuestra militancia”.

El dirigente indicó que salieron a las calles de Quito también para protestar por el “desastre que tenemos con (el presidente) Lenín Moreno, que ha desinstitucionalizado el país. Las autoridades son puestas a dedo, vivimos en un país de encargados”. (I)

------------------------------

La defensa tramita una protección internacional
Los abogados del expresidente Rafael Correa anunciaron que están trabajando en Bélgica para definir la manera en que solicitarán protección internacional.

Según el excanciller Ricardo Patiño, el exmandatario le dijo, previa comunicación vía telefónica, que estudian la manera de “solicitar un asilo político”. Patiño comentó que no está definido todavía el camino legal para esa petición  posiblemente en la nación donde reside el exmandatario desde hace casi un año con su familia.

Recordó que la militancia de “Revolución Ciudadana” le pidió que no regresara al país a cumplir con la orden judicial de presentarse en la Corte Nacional de Justicia cada 15 días, luego de que fue implicado en el caso Balda.

“Cómo va a regresar al país donde se le ha entregado la Función Judicial al Partido Social Cristiano”, afirmó Patiño.

Por eso el expresidente “está procediendo a pedir, no sé en qué condiciones, protección”. Dijo que a nivel internacional también se expresan con preocupación.

Finalmente catalogó al exjefe de Estado como “un líder latinoamericano y que los logros de la Revolución Ciudadana son valorados por partidos políticos y gobiernos del mundo”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: