Estado subsidiará pensiones jubilares solo "cuando haga falta"

07 de abril de 2015 - 13:44
Foto: Agencia Andes

"Es hora de transparentar las cosas y que cada quien asuma sus responsabilidades", manifestó este martes el presidente Rafael Correa, al subrayar que una de las reformas institucionales más importantes es la del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), "que se dice autónomo cada vez que le conviene, pero todo tiene que pagar el Gobierno y con eso esconde sus ineficiencias".

Durante una ceremonia esta mañana, el Mandatario explicó que en estos momentos el IESS es el mayor ahorrador del país, "le sobra plata, no le falta", por lo que es un "completo absurdo" que el Gobierno Central tenga que dar cerca de $ 1.100 millones anuales en un subsidio que "no necesita" del 40% de las pensiones jubilares.

Indicó que se ha propuesto que el Estado dé el subsidio a las pensiones jubilares solo cuando haga falta.

Correa rechazó que se diga "que estamos en una situación crítica y que yo no quiero pagar eso al IESS. Esto lo he venido planteando desde que fui ministro de Economía y se presentó la ley (a la Asamblea) mucho antes de la caída de los precios del petróleo", subrayó.

El Jefe de Estado también ratificó que no se rebajarán las pensiones jubilares como se ha rumorado. "No se rebajará ni un centavo las pensiones, que dicho sea de paso son las más altas de la región. Se va a eliminar esa obligación absurda de susbsidiar y, por el contrario, se va a poner la obligación del Gobierno de garantizar las pensiones jubilares".

"¿Qué pasa si más tarde se necesitan no el 40% sino 80%? Quiebra el IESS. Por eso, lo correcto es que el Estado central garantice las pensiones", subrayó.

Correa reiteró que el IESS tiene superávit y graves ineficiencias. Agregó, además, que como no posee déficit tiene que invertir, y "lo hace en nosotros mismos, el Estado no le debe ni un centavo".

Dijo que el IESS  tiene inversiones en bonos del Gobierno, "porque no tiene en qué más invertir, y eso ha acumulado una deuda de cerca de $ 8 mil millones, la tan satanizada deuda pública, y significa un pago por intereses de $ 500 millones".

El Mandatario recalcó que $ 1.100 millones de un subsidio que no se necesita es gasto público. Añadió que los jubilados no llegan ni a 400 mil personas, es decir, el 30% de los adultos mayores. El 70% restante no tiene ningún tipo de jubilación y el Gobierno los atiende con bonos mensuales, entre otros programas.

También indicó que "se han inventado una nueva deuda de $ 1.700 millones, que nació del informe de un miembro del Directorio del IESS, sin ningún sustento técnico. De allí que llamó a revisar la Ley y la Constitución.

Más temprano, el vocero de la Secretaría Nacional de Comunicación, Stefano Iannuzzelli, leyó un comunicado en el que se aclara que el Gobierno canceló de forma oportuna más de $ 3.500 millones al IESS, por concepto de contribución del 40% a las pensiones jubilares, hasta diciembre de 2014.

Además, que la Ley privatizadora modificada en el año 2001 no solo que nunca contó con un reglamento que operativice pago alguno, "sino que no guarda coherencia con la actual Constitución de Montecristi, que expresa claramente que los servicios de salud se deben brindar a través de una red integral".

Revise el comunicado de la Secom sobre el financiamiento de las pensiones jubilares

También ratificó  que, "como parte de la construcción y consecución de un Sistema de Seguridad Social universal y de calidad, el Gobierno Nacional garantizará el pago de las pensiones jubilares".

En ese sentido, indicó, "el Estado asumirá la responsabilidad subsidiaria de incluir los fondos para este rubro dentro del Presupuesto General, cuando por algún motivo el IESS no cuente con los recursos necesarios para cumplir con sus obligaciones". Lo que se busca es que esta institución sea, como debe ser, "autosostenible y, que genere sus propios ingresos". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: