Doumet denuncia gasto excesivo en macetas

30 de diciembre de 2013 - 00:00

 

Samborondón es un cantón de contrastes. En su parroquia La Puntilla está la isla Mocolí, en donde residen los dueños de las fortunas más grandes del país.

El presidente Rafael Correa la mostró el sábado pasado durante el enlace ciudadano. A él le causaba sorpresa que a pocos kilómetros, pero en Guayaquil, estaba otra isla: la Trinitaria, la cual está sobrepoblada de familias pobres.

Pero en Samborondón también hay pobreza. Su parroquia Tarifa carece de servicios básicos y es lo opuesto a La Puntilla.

La Alcaldía de Samborondón lleva 17 años en manos de la misma persona y, en todo ese tiempo, los problemas de desigualdad, muy parecidos a los de Guayaquil, no han podido ser superados.

El panorama de escasez contrasta con el despilfarro de recursos en la planificación equivocada de La Puntilla, donde la autogestión de personas con altos ingresos económicos que habitan el sector sustituye a la administración municipal.

Según el último censo de población, solo el 77% del Samborondón rural tiene servicio de alcantarillado, el resto descarga las aguas servidas en pozos sépticos o con otros mecanismos.

Si no se toma en cuenta a La Puntilla, solo el 1% de los samborondeños acude a la universidad.

Esta situación es denunciada por el candidato a alcalde de la alianza Centro Democrático-PAIS, Michel Doumet Chedraui.

En una entrevista con el diario PP, El Verdadero, el aspirante criticó que sigue construyendo bordillos, instalando maceteros de 1,60 m de alto a lo largo de la avenida principal de La Puntilla, a un costo de $ 642.000 que, más adecuaciones, llega casi a $ 900.000, cuando hacen falta obras sociales, de salud y de educación. El presupuesto municipal ascendería a $ 26 millones.

“Cuando uno va por La Puntilla ve el problema vial. Sin embargo, siguen haciendo veredas, maceteros, adoquines y nos dicen que todo el cantón está bien; no obstante, cuando uno recorre la cabecera, Tarifa y los más de 108 recintos, se ve que la realidad es otra. Lo que nosotros queremos es un Samborondón integrado, unido, en donde hagamos esfuerzos mancomunados para sacar adelante al cantón”, manifestó el aspirante.

En la zona urbana de Samborondón, el 22,8% elimina sus aguas servidas sin tratamiento previo, y en la parroquia Tarifa, tanto rural como amanzanada, el 95% no tiene red pública de alcantarillado.

Debido a este inconveniente sanitario, Doumet plantea la construcción y diseño de sistemas de tratamiento de aguas residuales sectorizadas que privilegien la construcción de una planta de tratamiento aeróbico descentralizado con sistemas mixtos de humedales artificiales, lo que bajará los costos de mantenimiento y mejorará la calidad del agua vertida a los ríos.

El candidato quiere aprovechar su experiencia en el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) y ha propuesto un plan habitacional enfocado en ‘casas rurales’, las cuales estarían dotadas de servicios básicos y mejorarían la calidad de vida de 18.000 potenciales beneficiarios.

Datos

El cantón Samborondón forma parte de la provincia del Guayas y está integrado por Tarifa Urbana (rural amanzanado), Samborondón (cabecera cantonal), La Puntilla, Urbano Satélite, Samborondón Rural y Tarifa Rural disperso.

Según el último censo de población, Samborondón tiene 67.590 habitantes, de los cuales 33.502 son hombres y 34.088 mujeres.

Samborondón fue declarado cantón el 31 de octubre de 1955.

Su actual alcalde es José Yúnez, del Partido Social Cristiano.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: