Doctrina Roldós es aplicable para fortalecer la democracia

- 19 de abril de 2019 - 00:00
Ilustración: El Telégrafo

En 1980 representantes de Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador firmaron la Carta de Conducta, propuesta del expresidente Jaime Roldós para defender los derechos humanos.

El respeto a los derechos humanos es una tarea que concierne a todos los Estados democráticos. Por eso el presidente Lenín Moreno apeló a que se adopte una posición más proactiva para que estos principios sean defendidos en la región.

En el marco de la reunión que mantuvo el pasado miércoles 17 de abril en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington (Estados Unidos), el Mandatario recordó la Doctrina Roldós, que enfatiza la defensa de los ciudadanos de cualquier país cuando sus derechos se encuentren en riesgo.

La mencionada doctrina, creada por el expresidente ecuatoriano, contiene 11 principios de acción para proteger los derechos humanos.

Fue firmada en septiembre de 1980 por los integrantes del Pacto Andino, conformado por Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador durante una reunión en Riobamba.

Moreno aseveró ante los representantes de la OEA que los Estados nunca deben permanecer impasibles ante “la conculcación de la democracia o la violación sistemática y generalizada de los derechos humanos”.

El mandatario invocó la Doctrina Roldós para explicar que en esta carta se establece el respeto a esos derechos como norma fundamental de la conducta interna de los países que obliga a su defensa internacional.

Por eso la acción conjunta, ejercida en protección de esos derechos, no viola el principio de no intervención. “En este marco se inscribe la posición que Ecuador observa para Venezuela, Nicaragua o cualquier país en el que se violen los derechos humanos”, aseguró.

La aplicación posibilitaría una acción directa en estos países para garantizar los principios democráticos que están consignados en el documento suscrito hace ya 39 años.

Bajo estas premisas se enfatiza el hecho de que no se lesiona la soberanía de las naciones, siempre que se actúe en defensa de los ciudadanos.

Los principios se estructuraron con el objetivo de fortalecer la integración regional, los derechos humanos y la democracia. Sin embargo, para que exista esta aplicación debe considerarse una condición: “que sea ejercida de forma conjunta”, aclaró el abogado Esteban Ron, catedrático de la Universidad Internacional (UIDE).

Esta doctrina fue aprobada por el Pacto Andino que operó hasta 1996, cuando se convirtió en la Comunidad Andina de Naciones (CAN), conformada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, sin Venezuela.

El experto dijo que la aplicación sería factible siempre y cuando sea aprobada por el  directorio de la CAN. “Mientras no exista esta decisión, la teoría no resultaría aplicable de manera inmediata”, afirmó.

El abogado en Derecho Internacional, Diego Oviedo, cree que la declaración del Jefe de Estado es muy bien intencionada, pues la Doctrina Roldós se creó para  precautelar los derechos humanos de los países que conformaban el Pacto Andino.

Pero considera que sería difícil de aplicar pues entraría en discusión el principio de no injerencia en asuntos internos de cada nación. (I)

Cronología  
La Carta de Conducta es un conjunto de postulados que el entonces presidente Jaime Roldós promovió en el Pacto Andino.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: